Lanzan miles de billetes desde campanario en fiesta religiosa en Paraguay

tradición​Vecinos de Guarambaré aseguran que esta práctica data “de tiempo inmemorial”

Miles de niños se agolparon en la explanada de la Iglesia católica de Guarambaré, 30 km al sureste de Asunción, para capturar alguno de los miles de billetes que los devotos de la Virgen de la Natividad lanzaron este lunes desde el campanario.

La festividad de la Natividad de María congregó a centenares de devotos en la plaza de la ciudad de Guarambaré, donde los católicos asistieron a misa antes de la principal atracción de la fiesta patronal: disputarse los billetes caídos del cielo.

El "vito de dinero", como llaman a esta tradición, es obra de los promeseros, en su mayoría comerciantes y gente que agradece a la Virgen de la Natividad por su buen año personal.

Años atrás, los adultos eran los que ocupaban los sitios de privilegio para atrapar los billetes, la mayoría de baja denominación, que en grandes cantidades se lanzaban desde lo alto del templo. Sin embargo, el cura párroco del lugar, el polaco Marcos Wilk, al ver que en muchos casos las disputas terminaban en riña, ordenó que solo los niños menores de 10 años ocuparan la plazoleta de la Iglesia dentro de un espacio vallado prohibido para los mayores.

Para reducir el peligro de los apretujones, empujones y aplastamientos ocasionales –que terminan muchas veces en contusión y llanto de las criaturas– la policía incrementó este año la cantidad de agentes.

"Le debo a la Virgen mi salud y la salud de mi familia", dijo la devota Froilana Medina, quien contó que este año solo lanzó el equivalente a $10 "por la crisis" y que años atrás ponía tres veces más para llevar felicidad a los guarambareños.

Al finalizar la "repartija", los seguidores de la Natividad de María bailaron con música folclórica y luego observaron en un ruedo la doma de potros.