Lava de volcán en isla del Atlántico avanza y destruye poblaciones

coloso​Casi un millar de personas ya fueron evacuadas de la zona al pie del volcán en isla Cabo Verde

La lava del volcán Pico do Fogo en la isla Cabo Verde, en el Atlántico, que está en erupción desde el 23 de noviembre anterior, destruyó dos poblaciones cercanas, de las cuales fueron evacuados unos 1.500 habitantes, y continuaba avanzando el lunes, según las autoridades del país, excolonia portuguesa, y testigos.

La erupción del Pico do Fogo, de aproximadamente 2.900 metros de altura, ubicado al sur del archipiélago africano, se reanudó el domingo tras cuatro días de calma, indicó el jefe de los servicios de protección civil y del cuerpo de bomberos, comandante Arlindo Lima, en declaraciones realizadas a la radio nacional caboverdiana (RCV), que fueran captadas en Bissau.

Según el comandante Lima, el río de lava ha avanzado mucho desde el domingo, "su frente, (que se encontraba) a más de 500 metros al norte de las últimas casas de Bangaeira hace una semana, alcanzó a una buena parte del poblado y sigue su progresión".

Casi un millar de personas ya fueron evacuadas de la zona de Cha das Caldeiras, al pie del volcán. En los últimos días, los habitantes de Fonsaco fueron advertidos de que estuvieran preparados para también ser evacuados en caso que siga corriendo la lava, que destruyó las aldeas de Portela y Bangaeira, según Lima y medios de comunicación locales contactados desde Bissau.

Según el comandante Lima, la lava continúa corriendo sin que encuentre obstáculos topográficos que desvíen su trayectoria.

La lava "avanzó derecho hacia Bangaeira después de haber hecho desaparecer lo que quedaba de Portela. El descenso de la lava hacia Bangaeira parece haber ocurrido sobre dos frentes los cuales, una vez llegados a la falda (del volcán), se fusionaron en uno solo, más amplio. La aldea no tuvo ningún chance de quedar a salvo: el 70 por ciento de las viviendas desaparecieron en un periodo de apenas 12 horas", explicó el responsable.

"Portela y Bangaeira son dos poblaciones borradas del mapa", antes de la erupción entre ambas contaban con más de 1.700 habitantes, "que fueron trasladados a Sao Filipe, la capital de la isla", declaró, por su parte, Arlinda Neves, del diario A Semana.

La precedente erupción del Pico do Fogo se remonta a 1995. Entonces, no se registraron pérdidas humanas en esta isla muy poco poblada.

Cabo Verde es un archipiélago volcánico integrado por una decena de islas -ocho de ellas habitadas- situado en pleno Océano Atlántico a unos 500 kilómetros de la costa de Senegal.