Mandatario confía que Sala IV no revierta tope a pensiones con cargo al presupuesto nacional

directrizDirectriz regirá a partir de setiembre, con excepción del caso que suspendió la Sala Constitucional, anuncia gobierno

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, dijo este miércoles que está confiado de que la Sala Constitucional no revierta la directriz que pone un tope a 910 pensiones superiores a 10 salarios base (¢2.367.000 actualmente).

El mandatario afirmó que acatará lo que resuelva la Sala, sin embargo, manifestó que "está clarísima la ley (la que fija el tope)".

Solís se refirió al tema luego de que los magistrados de la Sala Cuarta frenaron este miércoles el tope a la pensión de un ciudadano, de apellidos Valerio Sánchez, que objetó la directriz del gobierno.

Esa decisión fue emitida el 5 de agosto anterior y se empezará a aplicar a partir de la primera quincena de setiembre, según informó la Casa Presidencial esta noche.

El Ministerio de Trabajo aclaró que la única excepción será la que la Sala suspendió.

"No nos sorprende la presentación del recurso de amparo y estamos preparados para atender los que sea necesarios, convencidos de la solidez legal de nuestra decisión", manifestó el ministro de ese ramo, Víctor Morales Mora.