Mandatario dice que "no le tiembla la mano" para exigir "recortes fuertes" al presupuesto

ordenGobierno apuesta por reducción de gastos en viajes, viáticos y horas extra de ministerios

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, afirmó que no le tiembla la mano al dar indicaciones al Ministerio de Hacienda para que presente un presupuesto austero.

Desde hace una semana, el mandatario ha insistido en la necesidad de que el próximo plan presupuestario implique una reducción en los gastos excesivos y evite un impacto negativo en el déficit fiscal.

El presidente señaló que se encuentran revisando los viajes, viáticos y horas extra superfluas en ministerios e instituciones del Estado para sacarlas de la propuesta que se presentará en setiembre a la Asamblea Legislativa.

Solís comentó que los recortes al presupuesto que plantearán son "muy fuertes" e impactará a todas las dependencias del gobierno.

El mandatario dijo entender la preocupación de algunos sectores de mantener un presupuesto adecuado para atender los diversos programas del gobierno, sin embargo, añadió que deben realizar un esfuerzo para mejorar la eficiencia.

Solís apeló nuevamente a la voluntad de los diputados para aprobar los proyectos de reforma fiscal que se discuten en el Congreso.