Mandatario espera que pacto facilite diálogo para una reforma fiscal

reacción​Solís aseguró que se reunirá con el bloque si se lo solicitan

La alianza que oficializaron este viernes el Partido Acción Ciudadana (PAC), el Frente Amplio y la coalición sindical Patria Justa debería "facilitar" el diálogo y la negociación de la reforma fiscal, de acuerdo con el presidente Luis Guillermo Solís.

Para el mandatario este tipo de alianzas y "conjutamientos" deben servir para que se abra el diálogo sobre la necesidad de contar con nuevos impuestos y mejorar los controles sobre los gastos del Estado.

Solís dijo que recibirá al bloque cuando se lo pidan, como recibe a todos los sectores políticos y sociales.

Sin embargo, aclaró que los temas de la agenda legislativa los hablará directamente con las fracciones legislativas como lo ha venido haciendo el gobierno, y no con el bloque.

La bancada oficialista, el Frente Amplio y los sindicatos consolidaron su alianza para oponerse a las bancadas del Partido Liberación Nacional (PLN), Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Movimiento Libertario y los cristianos, quienes controlan el directorio legislativo desde el pasado 1 de mayo.

El bloque se opondrá a proyectos de ley como el de lucha contra la evasión si no se incluye el cobro y los embargos por la vía administrativa como lo planteó inicialmente el Ministerio de Hacienda.

También se van a oponer a los proyectos de contingencia eléctrica y al de regulación y recortes a los pluses salariales del sector público.