Manifestación de miles de campesinos contra canal en Nicaragua deja varios lesionados

Canal​Durante la marcha, hubo enfrentamientos entre quienes se oponen a la construcción del Canal y quienes apoyan al gobierno

Al menos doce nicaragüenses, entre ellos dos diputados de la oposición, resultaron lesionados en la protesta que miles de campesinos realizaron este martes en la capital contra la construcción de un canal interoceánico, en medio de tensiones por otra masiva contramarcha del gobierno, informaron diversas fuentes.

Según grupos de oposición y de derechos humanos, seis manifestantes opuestos al canal fueron heridos con piedras, palos o golpeados en el transcurso de la marcha por personas vinculadas supuestamente al oficialismo, entre ellos dos diputados del Partido Liberal Independiente (PLI, derecha).

Por su parte, el gobierno dijo en su sitio web que seis simpatizantes del Frente Sandinista (FSLN, izquierda) fueron golpeados y apedreados por los opositores al canal, a los que calificó como "vándalos".

La policía, que movilizó a cientos de agentes durante la jornada, no ha confirmado la información brindada por ambos bandos.

Campesinos con sus ropas de trabajo raídas, botas de hule, gorras y algunos con el machete al cinto, marcharon en la capital bajo un sol inclemente para expresar su rechazo al canal, que amenaza con desplazar de sus hogares a 27.000 personas en el sur del país.

"¡No al canal!", gritaban los manifestantes que ondeaban banderas de Nicaragua y algunos levantaban sus machetes mientras exclamaban "Ortega vende patrias", contra el presidente Daniel Ortega, principal impulsor del proyecto del canal.

"Nuestra tierra es lo que produce la alimentación y la vida, lo que nos dejaron nuestros ancestros y dejaremos a nuestros hijos. Eso es lo que estamos defendiendo", declaró Medardo Mairena, consejero del gobierno autónomo del Atlántico Sur, uno de los organizadores de la marcha.

Durante la manifestación los seguidores del gobierno y los opositores se enfrentaron en algunos lugares, lanzándose piedras mientras los agentes antidisturbios observaban, pertrechados con escudos y máscaras antigases.

Los manifestantes llegaron a la capital para marchar hasta la sede del Parlamento en el antiguo centro de la ciudad, pero un cordón policial les impidió el paso.

Los campesinos exigen que se derogue la ley 840, que autoriza a la empresa china HKND a construir y administrar el canal por 50 años, con opción a una prórroga por igual período. Los ecologistas afirman que el canal es una amenaza para los recursos naturales, como el Lago de Nicaragua, principal reserva de agua dulce de Centroamérica.

En tanto, miles de seguidores del gobierno, en su mayoría empleados públicos, se tomaron las principales avenidas de la capital para manifestar su apoyo al gobierno.

"Ahora hay familias con mejores condiciones de vida", aseguró la universitaria Maribel Gutiérrez durante la movilización oficial.