Morales: Gobierno pudo negociar con sindicato porque declaratoria de ilegalidad no estaba en firme

huelga​Acuerdo de suspender huelga en Limón se tomó este miércoles por la noche

El gobierno pudo negociar con el Sindicato de Trabajadores de Japdeva la suspensión de la huelga porque la declaratoria de ilegalidad de la misma aún no estaba en firme, dijo este jueves el ministro de Trabajo, Víctor Morales. Esa condición permitió al gobierno negociar la no aplicación de sanciones a los trabajadores que participaron en el movimiento desde el pasado 22 de octubre.

Ministro de trabajo, víctor morales

El acuerdo para no sancionar a los huelguistas, no hacer rebajas salariales y suspender la huelga en Limón se acordó el miércoles por la noche en una mesa de diálogo con la mediación de la Defensoría de los Habitantes.

En una entrevista para el programa Nuestra Voz, Morales explicó que en caso de que el Tribunal de Trabajo resolviera la ilegalidad, la administración de Japdeva tendría que iniciar un proceso en el que primeramente debe hacer un llamado a los trabajadores en huelga para que se reincorporen a sus labores y aquellos que no lo hacen, se les inicia un procedimiento de despido.

Sin embargo, con la suspensión de la huelga acordada este miércoles, los trabajadores ya estarían laborando, por lo que no habría sanciones.

MINISTRO DE TRABAJO, VÍCTOR MORALES

"Si el Tribunal de Trabajo hubiese confirmado la ilegalidad de la huelga, nosotros no hubiésemos aceptado nunca transar ese punto, porque ya hubiera habido una declaratoria de ilegalidad", manifestó Morales.

Las negociaciones con el sindicato se retomarán en los próximos días, según acuerden ambas partes, en coordinación con la Defensoría de los Habitantes.

El Ministro de Trabajo enfatizó que esperan que el diálogo se apegue a la legalidad y que la situación se resuelva pronto.

"No vamos a ir más allá de dónde las leyes lo permitan", manifestó.