Mucho líder

#bajorendimiento​Con gol de un Caya Alonso inspirado en esta segunda mitad del año, la Liga Deportiva Alajuelense se despega del resto de la tabla

Liga Deportiva Alajuelense 1 - Club Sport Herediano 0

Gol: Armando Alonso (80”)

Con un partido menos, seis puntos de ventaja sobre su seguidor inmediato (el Deportivo Saprissa) y la defensa más compacta del campeonato, la Liga Deportiva Alajuelense no admite especulaciones ni retórica sobre su rendimiento. Es el líder categórico del Torneo de Invierno. Lo entendieron los florenses esta noche de miércoles en un Morera Soto de graderías muy pobladas.

Heredia llegó a ganar, con el impulso de sus triunfos recientes, y no se arrugó en los 90 minutos, pero jugó contra un equipo ordenado, contenido cuando tenía que serlo y vertiginoso cuando ameritaba.

El partido fue intenso, acelerado, de poder a poder.

Hubo guion táctico sagaz de ambos lados, líneas traseras sólidas, alto octanaje en los desbordes y también chispas en algunos encontronazos.

Si algo hubo también esta noche de miércoles fue dos equipos decididos a llevarse los tres puntos. Eso no es poco. Eso se agradece.

El Club Sport Herediano tuvo sus mejores pasajes en la primera mitad. Si bien esto no quiere decir que administrara el partido. Se repartió este tiempo con un once local que, seguro con sus hombres de zaga, carburó en la media cancha con Guzmán y Gabas; el trabajo de Valle fue más discreto, aunque igualmente eficaz.

Para los florenses, Esteban Ramírez repitió como ese jugador voluntarioso, entregado y potente. Pero no tuvo el estado de gracia que se le vio en el partido anterior. Esteban Granados tuvo un gran noche, aportó con balón y sin él.

Lo mismo Francisco Calvo, intratable atrás y escurridizo en sus escapadas. A Larín y Francis, con pocas horas de vuelo en este torneo, les quedó grande un partido del calibre en cuestión.

No se hicieron daño en los primeros 45 minutos. Y apenas al 59”, a cuatro minutos de iniciado el segundo tiempo, el central Pedro Navarro pitó como penal sobre Andrey Francis lo que en realidad era una falta de Francis sobre Kenner Gutiérrez. Por esta vez, hubo justicia deportiva. El Mambo Núñez subestimó a Pemberton que rechazó al área, y el mismo Francis, que pateó con la pierna equivocada, tiró afuera la oportunidad más cercana al gol que tuvo el Herediano.


Pompeados por el rencor de la miopía arbitral, los rojinegros se lanzaron hacia el territorio florense para lo que quedaba del encuentro. Heredia tampoco se tiró atrás, supo aguantar la presión pero siempre atento al agujero para el contragolpe.

Los cambios del DT Jafet Soto son prueba de la vocación ofensiva de su planteamiento (Pedroza, Sánchez y Porras).

Pero hubo palo de Venegas en remate desde fuera del área, intervenciones salvadoras del guardameta Cambronero (gran noche para él también), un balón que Pablo Salazar sacó de la boca del arco. La Liga aplicó la carta de la asfixia. El Macho Ramírez ya había movido sus piezas también, Núñez, McDonald (luego sustituido por Palacios). Todas del territorio del ataque.


Y llegó lo que tenía que llegar. Al 80”, el Caya Alonso se encontró con espacio para conectarla desde otro código de área. Un remate con dinamita imposible para Cambronero. Mínimamente desviado por la espalda de Salazar.

Así ganó la Liga. Así perdió Heredia contra un líder sin fisuras.

Fotografía: Liga Deportiva Alajuelense.