Mujeres son cuatro veces más propensas que los hombres a sufrir infecciones urinarias

#puravida​Tomar agua y no contener la orina le puede ayudar a prevenir esta condición

Las mujeres son cuatro veces más propensas que los hombres a desarrollar infecciones urinarias o cistitis, según un estudio del Instituto Nacional de Diabetes, Enfermedades Digestivas y de Riñones de los Estados Unidos, (NIDDK, por sus siglas en inglés) y con el cual coinciden expertos costarricenses.

urólogo josé Alberto ardón

El riesgo aumenta en aquellas que usan como método anticonceptivo el diafragma intrauterino, conocido como T.

La anatomía femenina explica que la prevalencia en este grupo sea mayor, asegura el urólogo, José Ardón, quien detalla que las mujeres tienen la uretra más corta que los hombres y esto favorece el tránsito de bacterias hacia la vejiga.

La cercanía de este conducto a la vagina y al ano también propicia la contaminación.

Los diabéticos, personas que necesitan tubos para drenar la vejiga y con malformaciones son más proclives a desarrollar este padecimiento.

Si desea evitar este tipo de infecciones, los especialistas indican que la mejor manera de hacerlo es tener una ingesta apropiada de agua durante el día, orinar, idealmente, cada dos horas y no contener o aguantar el impulso de la vejiga.

Con respecto a los síntomas, dolor y ardor al orinar son los principales. También destacan aumento en la frecuencia de las veces que se va al baño y sensación de urgencia para evacuar.

Los urólogos consultados por AmeliaRueda.com sugieren visitar a un especialista si sufre de este padecimiento de manera recurrente, ya que, en en estos casos si se requiere tratamiento médico.

urólogo josé alberto ardón

Por lo general, las bacterias que entran en las vías urinarias se eliminan rápidamente del cuerpo antes de que causen síntomas, sin embargo, a veces superan las defensas naturales del cuerpo causando la infección, explican los especialistas del NIDDK.

La bacteria E. Coli es la responsable del 80 por ciento de los casos, concluye Ardon.