Murió mítico exeditor, que consolidó fama mundial de The Washington Post

deceso​Ben Bradlee dirigió el periódico durante 26 años y lideró cobertura del escándalo Watergate

El legendario Benjamin C. Bradlee, quien presidió la sala de redacción de The Washington Post durante 26 años y guió su transformación en uno de los periódicos líderes del mundo, falleció este 21 de octubre en su casa de Washington por causas naturales. Tenía 93 años.

Desde el momento en que se hizo cargo de la redacción de The Washington Post en 1965, Bradlee buscó crear un periódico que fuera más allá del modelo tradicional.

Logró ese objetivo combinando noticias convincentes basadas en un reporteo agresivo con reportajes que antes se publicaban únicamente en revistas.

Su encanto y don de liderazgo le ayudaron a contratar e inspirar a un personal talentoso y eventualmente lo convirtieron en el editor más famoso de su era.

La historia periodística más impactante de su vida, casi con toda seguridad fue el caso Watergate, un escándalo político que proyectó la cobertura noticiosa de The Washington Post y que concluyó con la única renuncia de un presidente en la historia de Estados Unidos.

El caso inició mediante una investigación periodística en 1972 y culminó el 9 de agosto de 1974 con la renuncia del entonces presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon.

Luego de varios años recabando pruebas, contra el presidente, que incluyeron testimonios de miembros de su equipo, se logró demostrar que Nixon tenía sistema de cintas de grabación en sus oficinas en la Casa Blanca.

Esas cintas demostraron que el exmandatario había obstruido a la justicia e intentado tapar el robo hecho por seis personas a la sede del Comité Nacional del Partido Demócrata en el complejo de oficinas Watergate en 1972.

Pero la decisión más importante de Bradlee, tomada en conjunto con Katharine Graham, directora de The Washington Post, fue publicar las historias basadas en los Papeles del Pentágono (Pentagon papers), documentos secretos que contenían la historia de la implicación de Estados Unidos en Vietnam entre los años 1945 y 1967.

La administración Nixon acudió a los tribunales para tratar de frenar la divulgación de las historias, pero la Corte Suprema de Estados Unidos confirmó la decisión del New York Times y The Post publicarlas.

La circulación de The Washington Post se duplicó mientras Bradlee estuvo a cargo de la redacción - primero como jefe de redacción y luego como editor ejecutivo. También se duplicó el personal de la redacción.

Bradlee nombró corresponsales en todo el mundo, abrió oficinas en todo Estados Unidos, y creó secciones que fueron ampliamente copiados por otros periódicos.

Información y fotografías: The Washington Post, AFP y medios internacionales