"No es un tema jurídico sencillo", responde Ministro de la Presidencia a petición para regular FIV por decreto

propuesta​Solís recibirá esta miércoles a las 8 a.m. a parejas que impulsan la pronta regulación de la fertilización in vitro en el país

"El tema hay que estudiarlo, no es un tema jurídico sencillo", respondió este martes el ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro, a la petición de regular la fertilización in vitro (FIV) por decreto.

Alfaro recordó que antes del año 2000, cuando la Sala Constitucional prohibió la técnica en el país, el procedimiento era regulado por decreto.

"Estamos ante un conflicto de normas jurídicas, por un lado la jurisprudencia de la Corte Internacional de Derechos Humanos (CIDH) y por otro, el criterio de la Sala IV", declaró en la conferencia de prensa del Consejo de Gobierno.

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, y el ministro Alfaro recibirán este miércoles a las 8 a.m., en Casa Presidencial, a un grupo de parejas que impulsan la pronta regulación de la FIV mediante un decreto como alternativa a la falta de un acuerdo político en el Congreso para aprobar una ley en esa dirección.

23 parejas le pidieron al mandatario el pasado 4 de marzo una audiencia para presentarle un borrador del decreto que regularía la FIV.

El abogado que representa a esas parejas, Huberth May, aclaró que la imposibilidad de conservar los embriones fecundados fue uno de los puntos que pesó en el 2000 cuando la Sala Constitucional prohibió la técnica.

Según May, la objeción se puede resolver porque existen muchas formas para bioconservar los embriones fecundados que no se implantan en la mujer y esa salvedad se puede hacer mediante decreto.

La Sala Constitucional prohibió la aplicación de la FIV por considerar que atentaba contra la vida humana de los embriones fecundados ya que algunos se desechan.

La CIDH condenó el 28 de noviembre de 2012 al Estado costarricense por no permitir la fertilización in vitro y le ordenó crear todos los mecanismos legales y metodológicos para que las personas puedan acceder a esta opción, ya sea en el ámbito privado o mediante la seguridad social.