No quiero que terminemos construyendo guetos, dice Solís sobre posibilidad de recibir refugiados sirios

migración​Mandatario dijo que no existe una comunidad en el país que sea compatible con cultura y religión de habitantes de esta zona del mundo

"No quiero que por hacer una demostración de humanidad terminemos en Costa Rica construyendo guetos", dijo este viernes el Presidente de la República, Luis Guillermo Solís, sobre la posibilidad de recibir refugiados provenientes de Siria.

De acuerdo con el gobernante, las diferencias socioculturales y religiosas entre ambos países imposibilitaría la adaptación de los sirios en suelo costarricense.

Solís señaló que esto provocaría un aislamiento de estas personas, ya que no lograrían hacer una vida normal en Costa Rica. Esta situación podría desencadenar en conflictos entre los habitantes del país y los refugiados.

El Presidente agregó que todavía no han recibido una solicitud formal para dar refugio a sirios, sin embargo, se han dado rumores acerca de la posibilidad de su llegada.

El mandatario añadió que en temas de migración, asilo político y refugio, el país siempre ha estado abierto a recibir personas, siempre y cuando se cumpla con todos los requisitos correspondientes.

Centenares de sirios han cruzado fronteras para huir de la guerra a lo interno de su país que se mantiene desde el 2011.

Más de 380 mil migrantes y refugiados de Siria llegaron a Europa desde enero de este año y 2.850 fallecieron o desaparecieron en el camino, según las últimas cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Por otra parte, El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) calcula que en Costa Rica hay unas 12.500 personas refugiadas, la mayoría de ellas de nacionalidad colombiana, sin embargo, en los últimos años se ha dado un incremento importante de centroamericanos que huyen de los conflictos desatados por las pandillas en sus países de origen.