No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Noche de protestas y vandalismo obliga intervención policial en Limón

​16 "delincuentes" resultaron detenidos por saquear un supermercado

Una noche de protestas y vandalismo requirió la intervención de equipos especiales de la Fuerza Pública este martes.

El ministro de Seguridad Pública, Michael Soto Rojas, confirmó este miércoles 16 aprehensiones de "delincuentes" que saquearon un supermercado en una comunidad caribeña, a los cuales se les decomisaron los artículos que habían sido extraídos del comercio.

"Comunicarles que el día de ayer (martes) en la noche y hoy en la madrugada en el sector de Limón tuvimos varios incidentes. Entre los principales podemos decir que personas de la zona, delincuentes, atentaron contra un supermercado y entraron a este a causar daños y robos. Con la rápida acción de la Fuerza Pública se logró detener a 16 personas a las que se les decomisó lo que trataban de robar y serán presentadas en horas de la mañana al Ministerio Público", explicó el jerarca.

También se registraron otros incidentes en la provincia que involucraron barricadas con llantas, troncos y otros artefactos incendiados, así como un tráiler que fue detenido con pedradas para posteriormente prenderle fuego en el cabezal.

Inicialmente, la Presidencia de la República atribuyó -en un comunicado de prensa- los últimos hechos a "manifestantes que se encontraban en el sitio desde tempranas horas", aunque Soto aclaró que "las personas que realizaron estos actos son delincuentes que quisieron causar conmoción".

El ministro aseguró que en el lugar se cuenta con suficientes oficiales para garantizar la seguridad de la ciudadanía y las instalaciones de un plantel de la Refinadora Costarricense de Petróleos (Recope), que, según su presidente ejecutivo Alejandro Muñoz Villalobos, ha sido flanco de sabotajes en el cuarto de control para interrumpir el suministro eléctrico en las instalaciones, para lo que forzaron candados, cortaron cables, desconectaron la subestación principal, inhabilitaron el puesto de control del oloeducto y el sistema de esferas de control de nivel de almacenamiento de gas GLP.

La intervención de los cuerpos policiales fue ordenada por el mandatario Carlos Alvarado Quesada, quien justificó la operación para garantizar el abastecimiento nacional del combustible.

"No podemos darnos el lujo de que el país se quede sin ese suministro por un grupo vandálico que busca hacer una demostración de fuerza buscando perjudicar al país y a la ciudadanía. El gas es indispensable para los hogares y es vital para el funcionamiento óptimo de hospitales, centros educativos e industrias", indicó el gobernante mediante un comunicado.

Los colectivos Patria Justa y Bloque Unitario Sindical y Social Costarricense (Bussco) convocaron semanas atrás a una huelga indefinida que inició este lunes con una marcha por San José y que siguió el martes con protestas regionalizadas que se acentuaron en Puntarenas, Heredia y Alajuela.