Nueva York recibió al papa Francisco como estrella de rock tras discurso en Congreso de EE.UU.

aclamado​Pontífice envió mensaje de solidaridad a musulmanes por tragedia en La Meca

Miles de personas saludaron el jueves por la tarde al papa Francisco en su paso por la Quinta Avenida de Nueva York camino a la Catedral de San Patricio, en una nueva muestra del fervor popular despertado por su visita a Estados Unidos.

Como si se tratara de una estrella de rock, pero a bordo del papamóvil, Francisco recibió una impresionante ovación en la avenida más célebre de Manhattan, vallada y bajo un rígido dispositivo de seguridad de la policía.


El sumo pontífice argentino pasará 36 horas en Nueva York, segunda etapa de una gira estadounidense cargada de política y emoción que comenzó el miércoles en Washington y concluirá el fin de semana en Filadelfia.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, el alcalde Bill de Blasio y el arzobispo de la ciudad Timothy Dolan recibieron a Francisco en la puerta de la Catedral de San Patricio, colmada con unas 2.500 personas, en su inmensa mayoría miembros del clero.

El papa volvió a referirse al escándalo de los casos de abuso sexual, lamentando "la vergüenza provocada por tantos hermanos que han herido y escandalizado a la Iglesia en sus hijos más indefensos".

Por otra parte manifestó su "admiración y gratitud a las religiosas de los Estados Unidos", a las que calificó de "mujeres fuertes, luchadoras".

"A ustedes, religiosas, hermanas y madres de este pueblo, quiero decirles 'gracias', un 'gracias' muy grande. Y decirles también que las quiero mucho", afirmó.

El miércoles en Washington, Francisco pidió a los obispos estadounidenses que trabajen para que los casos de abuso sexual de niños que sacudieron a la Iglesia católica no se repitan nuevamente.

Mensaje de solidaridad a musulmanes

Francisco envió un mensaje de solidaridad a los musulmanes por la "tragedia" de la estampida en la peregrinación de La Meca, en la que murieron más de 700 personas.

Francisco expresó a los musulmanes su "cercanía ante la tragedia que su pueblo ha sufrido hoy en La Meca", al inicio de una misa vespertina en la Catedral de San Patricio, en Manhattan.

"En este momento de oración me uno y nos unimos en la plegaria a Dios nuestro padre todopoderoso y misericordioso", agregó.

Al menos 717 personas murieron este jueves y 863 resultaron heridas en una estampida en Mina, cerca de La Meca, durante la peregrinación anual de los musulmanes, el segundo drama que golpea a los fieles en menos de dos semanas.