No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Obispos prometen seguir enseñando sobre el matrimonio como "lo entiende la palabra de Dios"

Conferencia Episcopal tica se reunirá para analizar opinión de la Corte IDH

Desde ya, los obispos de la Iglesia Católica costarricense prometen que seguirán con la enseñanza del "matrimonio y la familia como lo entiende la palabra de Dios" y anuncian que se reunirán para analizar la opinión consultiva que emitió la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), que le abre la puerta al matrimonio entre parejas del mismo sexo.

De acuerdo con el presbítero Mauricio Granados, secretario de la Conferencia Episcopal de Costa Rica, entrarán en un análisis técnico y jurídico de la respuesta emitida por la Corte, pero anticipó que seguirán con los valores promovidos por la iglesia Católica.

"Mientras, como corresponde, vamos a seguir manteniendo la enseñanza de la iglesia sobre la verdad del ser humano, su naturaleza como Dios lo creó, su plan para el ser humano y qué propone a todo ser humanos para su desarrollo en vida de matrimonio y familia, como lo entiende la palabra de Dios. Seguimos reafirmando la doctrina cristiana respecto a esas verdades fundamentales", manifestó Granados.

Consultado sobre el criterio de la Corte, el obispo de Alajuela, Ángel San Casimiro, dijo que prefería no referirse al fondo del asunto por ahora y esperará a que haya un pronunciamiento por parte de todos los demás obispos del país.

La Corte le respondió este martes una opinión consultiva hecha por Costa en mayo del 2016, con la cual el Gobierno pretendía determinar si los derechos relacionados a orientación sexual e identidad de género están protegidos por la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH). La duda iba dirigida con respecto al cambio de nombre según la identidad de género, así como si los derechos patrimoniales, derivados de un vínculo entre personas de un mismo sexo.

No obstante, la respuesta de la Corte fue más allá de lo planteado y también se pronunció sobre el matrimonio igualitario y el derecho a la familia.

"Es necesario que los Estados garanticen el acceso a todas las figuras ya existentes en los ordenamientos jurídicos internos, incluyendo el derecho al matrimonio, para asegurar la protección de todos los derechos de las familias conformadas por parejas del mismo sexo, sin discriminación con respecto a las que están constituidas por parejas heterosexuales", indicó la Corte.