No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

​Obispos piden a Solís interceder para que vuelvan misas a SINART

Iglesia católica tica cuestiona criterio técnico que justificó salida de programación de estas transmisiones religiosas

Ocho obispos de la Conferencia Episcopal de Costa Rica solicitaron al presidente de la República, Luis Guillermo Solís, su intervención para revertir la decisión del Sistema Nacional de Radio y Televisión (SINART) de sacar de su programación la transmisión de las misas y rosarios.

En una misiva con fecha de este 11 de diciembre, los representantes de la iglesia católica en el país cuestionaron el criterio técnico que desencadenó en la determinación y argumentaron que contraviene el derecho humano a la libertad de culto.

"Como ciudadanos y como Pastores del Pueblo de Dios nos dirigimos a usted señor Presidente, como jefe del Estado, pues su autoridad constitucional y moral, es un criterio para toda la Administración Pública, y humildemente le solicitamos interponer sus buenos oficios para que tan grande mal a los habitantes de la República y en especial de los ciudadanos y ciudadanas católicos sea revertido, y así los medios de comunicación del SINART estén verdaderamente al servicio del pueblo", señala la misiva.

La Conferencia Episcopal también hace referencia a la defensora de las audiencias del Sistema Nacional de Radio y Televisión, Nathalia Rojas, al tacharla de imparcial tomando como punto de partida para ese cuestionamiento un comentario que hizo la funcionaria contra la iglesia católica, sin embargo, este fue emitido cuando aún no ocupaba ese puesto.

Finalmente, los obispos hacen mención al daño que se les hace a las personas enfermas o adultos mayores que acostumbraban a ver estos espacios religiosos en SINART debido a las limitaciones que tienen para salir de sus casas.

La semana anterior, el presidente de la República señaló que estaba en contra de la decisión del medio de comunicación estatal, sin embargo, añadió que se trató de una decisión que tomó la entidad fundamentada en su autonomía. El Gobernante quiso dejar en claro que no tuvo que ver en nada con este asunto.

La determinación de SINART se fundamentó en un criterio técnico y estudio comparativo sobre los modelos de televisión pública en todo el mundo.

Al retirar de la programación estos contenidos de corte religioso lo que se pretende es tener una posición de "neutralidad, participación y respeto absoluto a las distintas denominaciones religiosas", señaló la institución en un comunicado de prensa.

"Es pertinente abordar las religiones y creencias como un fenómeno social y cultural, pero visibilizando a las personas que las practican y a quienes no. Los medios de servicio público no deben ser una vitrina para el culto religioso, sino plataformas al servicio de la población, con contenidos y producciones de calidad", señaló la defensora de las audiencias de SINART.

La decisión fue adoptada el pasado 19 de octubre del 2017 en sesión del Consejo Ejecutivo del Sistema.