Oficialismo empapelará Caracas con imágenes de Chávez y Bolívar en acto de "desagravio"

respuesta​Medida responde a decisión de la oposición de retirar fotografías del expresidente venezolano que estaban en el Parlamento.

El oficialismo venezolano anunció este jueves que llenará los espacios públicos de Caracas con imágenes de Hugo Chávez y Simón Bolívar, como desagravio tras el retiro de las que ocupaban la sede del Parlamento por orden de la nueva mayoría opositora.

"He dado la orden, ya que tanto le molesta al dinosaurio, al fascista, de que en las próximas horas en todas las calles de Caracas, en todos los postes, en las vallas, esté la imagen de nuestro Libertador Simón Bolívar, esté la imagen de nuestro padre Chávez", dijo el alcalde del municipio capitalino de Libertador, Jorge Rodríguez.

El dirigente aludía al presidente de la Asamblea, Henry Ramos Allup, un acérrimo antichavista que el miércoles -un día después de tomar posesión de su cargo- ordenó desmontar paneles, afiches y cuadros del fallecido expresidente Chávez (1999-2013) y algunos del líder independentista venezolano en el edificio parlamentario.

Frente a decenas de simpatizantes chavistas, Rodríguez encabezó un "acto de desagravio" en la Plaza de Bolívar (centro de Caracas), donde los asistentes, portando afiches de ambos líderes, depositaron flores amarillas ante una estatua del Libertador y lanzaron consignas contra la oposición.

"Vamos con nuestras flores, con nuestros cantos, con nuestra alegría a hacerle en nombre del pueblo de Caracas un desagravio a nuestro padre Libertador Simón Bolívar y al padre gigante de la libertad americana del siglo XXI, Hugo Chávez", expresó.

Varias de las imágenes retiradas serán exhibidas permanentemente en la explanada por miembros de un grupo oficialista que ocupa a diario la "esquina caliente", una intersección próxima a la sede del Legislativo.

Ramos Allup justificó este jueves su decisión, señalando que con ello estaba haciendo la "reparación de un abuso", pues según él nunca antes la imagen de un expresidente venezolano había copado las instalaciones de la cámara, como ocurrió con la de Chávez.

En cuanto a Bolívar, explicó que se oponía a que el Parlamento albergara una imagen distorsionada del Libertador, resultado de una reconstrucción morfológica impulsada por Chávez.

"No quiero ver un cuadro aquí que no sea el retrato clásico del Libertador. No quiero ver a Chávez o (Nicolás) Maduro, llévense toda esa vaina (cosa) para Miraflores (sede del ejecutivo) o se lo dan al aseo", había dicho Ramos Allup el miércoles a trabajadores de la Asamblea, según un video publicado en internet.