No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

“Me alegro que me investiguen”, dice Arias tras ser interrogado en la Fiscalía por caso Crucitas

​Arias figura como imputado por haber firmado en el 2008 un decreto de interés público para que la empresa Industrias Infinito pudiera realizar explotación minera

El expresidente de la República, Óscar Arias Sánchez, fue interrogado la tarde de este miércoles en la Fiscalía General, tras la reapertura de la investigación en su contra por el presunto delito de prevaricato en el caso conocido como Crucitas, relacionado al fallido proyecto de minería a cielo abierto en Cutris de San Carlos, en Alajuela, tras lo cual señaló "el que nada debe, nada teme".

“Me alegro que me investiguen porque mucha gente se quedó con la duda de por qué Oscar Arias no fue indagado”, aseveró.

El exmandatario ingresó cerca de las 2:40 p. m. en el edificio del Ministerio Público, situado en barrio González Lahmann y salió a las 6: 00 p.m. Según él firmó más de 2 mil decretos durante su última administración, por lo cual confía en lo que le pasaban sus ministros.

"He venido respetuoso de las autoridades judiciales al llamado de la Fiscalía para que se conozca la verdad y toda la verdad muy tranquilo porque en 47 años de vida pública de servirle a Costa Rica la verdad es la primera vez que acudo al Ministerio Público pero lo hago deseoso que se esclarezcan los hechos, se conozca la verdad y se dicte justicia", dijo Arias.

A Arias lo había citado la fiscal general interina, Emilia Navas Aparicio, luego de que ella ordenó reabrir el caso contra el exmandatario el pasado 30 de octubre.

Según el exgobernante hay mucho desconocimiento sobre el tema de firmar decretos. "Yo firmé 2.800 decretos. Son varios decretos todos los días y uno no puede estar viendo a ver lo que dicen los decretos. Uno confía en los ministros, los ministros confían en sus técnicos confían en departamentos legales, en la asesoría jurídica y tiene que ser así a base de confianza”, reafirmó.

Arias figura como imputado en el expediente 12-000124-0621-PE, por haber firmado en el 2008 un decreto de interés público para que la empresa Industrias Infinito pudiera realizar explotación minera en la zona mencionada.

El decreto firmado por el gobierno permitía la corta de árboles (inclusive de las especies que estén vedadas) y al desarrollo de las obras de infraestructura en áreas de protección.

Ecologistas apelaron la decisión ante el Tribunal Contencioso Administrativo, el cual, el 24 de noviembre del 2010, anuló el contrato entre el país e Industrias Infinito. La sentencia fue ratificada en el 2011 por la Sala I, anulando el decreto de Arias y obligando a la transnacional a indemnizar al país por los perjuicios causados en el ambiente.

"La causa, conocida mediáticamente como Crucitas, se encontraba en el Juzgado Penal de Hacienda con una desestimación desde el 2014, resolución fundamentada en la falta de elementos probatorios. Sin embargo, tras el reciente análisis jurídico realizado al caso, se determinó que era necesario ahondar en la búsqueda de nuevos elementos de prueba que, en su momento, no fueron incorporados al legajo de investigación", informó la Fiscalía General por medio de un comunicado cuando dio a conocer la reapertura del caso.

En la declaratoria de interés también aparecía la firma del exministro de Ambiente y Energía, Roberto Dobles, a quien el Tirbunal Penal de Hacienda lo había condenado por prevaricato.

Sin embargo, en setiembre de este año, el Tribunal Penal de Goicoechea, devolvió el caso de Crucitas a fase intermedia, para determinar si el expresidente debía enfrentar querella.