Presidente debe "pegarle nalgueada" a jerarcas para evitar casos como el de Intendencia de Pensiones, dice Ottón Solís

enfado“​Es como un caballo sin jinete… si el Presidente no toma las riendas, quién lo va a dirigir”, dijo el diputado

"El Presidente debe llamar a todo el mundo, pegarles una nalgueada y decirles que el próximo que me haga algo así se va". Con estas palabras describió el diputado de Acción Ciudadana (PAC) Ottón Solís, lo que a su juicio debe hacer el mandatario Luis Guillermo Solís con todos los jerarcas del gobierno, para evitar situaciones como la del nombramiento de una asesora del Banco Central de Costa Rica (BCCR) en la Intendencia de Pensiones.

diputado pac, ottón solís

Según el legislador y fundador del PAC, la respuesta de Solís no ha sido lo suficientemente enérgica y contundente y debería enviar un mensaje aún más claro para evitar "el despilfarro" en la función pública.

Solís se refirió al caso denunciado el lunes por AmeliaRueda.com sobre el nombramiento de Marjorie Jiménez en un cargo por el cual recibiría un incremento salarial superior a los ¢5 millones (el sueldo ascendería a ¢11,5 millones). La funcionaria desistió del cargo este miércoles, después de que el ministro de Trabajo Víctor Morales anunció que pediría una revocatoria y de que el presidente Luis Guillermo Solís dijera, un día antes, que el hecho era "absolutamente inconveniente".

El cuestionamiento de Ottón Solís plantea que si no se hubiera producido una denuncia periodística al respecto, en la administración difícilmente se hubieran tomado cartas en el asunto.

"Si no asume las riendas del tema Víctor Morales (ministro de Trabajo) nada pasa, porque estaban tranquilos y no responden las llamadas, es una vergüenza, es un descaro lo que han hecho... Deberían decirles que no lo hagan más, que no esperen a que la prensa reaccione", enfatizó el legislador.

En ese punto dirigió sus críticas especialmente contra los jerarcas de Hacienda y del Banco Central, a quienes criticó por hablar de crisis fiscal y de nuevos impuestos y, al mismos tiempo, estar dispuestos a pagar un salario de ¢11,5 millones a Jiménez.

diputado pac, ottón solís

"Todo se arregla si el presidente les llama la atención... queda el sabor amargo de que no se actúa antes, sino después", se lamentó el legislador quien comparó la situación a la de un caballo sin jinete: "Un caballo sin jinete es un caballo a la deriva, si el Presidente no toma las riendas: quién lo va a dirigir".