PANI debe proporcionar un traductor a joven indígena en albergue, resuelve Sala IV

fallo​Institución debe trasladar a la joven Cabécar a un albergue donde se practiquen sus costumbres

El Patronato Nacional de la Infancia (PANI) debe dotar de un traductor a una joven indígena Cabécar que se encuentra en un albergue en Limón, según resolvieron los magistrados de la Sala Constitucional este lunes.

La medida obliga al PANI a conseguir un intérprete de cabécar a español de forma inmediata para que la joven pueda comunicarse.

Además, deben trasladar a la joven a un albergue donde se practiquen sus costumbres, garantizando cercanía a sus raíces culturales.

vocera de sala constitucional, vanlly cantillo

La vocera de la Sala Constitucional, Vanlly Cantillo explicó que los magistrados ordenaron a los jerarcas del PANI tomar las medidas de forma urgente.

Si no es posible trasladar a la menor a un albergue que contemple sus raíces culturales, la institución debe procurar al menos tomar las medidas necesarias para garantizar un ambiente relacionado a su identidad cultural.

Los magistrados dieron la razón al PANI que separó a la menor de su familia luego de que sufriera un accidente y por considerar que vivía en una situación de alto riesgo.

La resolución reconoce el esfuerzo del PANI por definir la situación social y jurídica de la menor.

El traductor debe coordinarse entre el PANI y la Comisión Nacional de Asuntos Indígenas (CONAI) para garantizar el arraigo cultural de la joven.