Parlamento alemán aprueba nuevo plan de rescate de Grecia

avalNuevo crédito que puede llegar a los 86.000 millones de euros en tres años

El Parlamento alemán aprobó este miércoles por amplia mayoría el tercer plan de ayuda a Grecia, en una votación convertida en un examen sobre el apoyo a la canciller Angela Merkel entre sus propias filas conservadoras.

De los 585 diputados presentes (de los 631 del Bundestag), 454 votaron a favor, 113 en contra y 18 se abstuvieron, según los resultados oficiales de la votación.

Aunque estuvo presente en el parlamento, la canciller Ángela Merkel dejó en manos de su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, la defensa de este nuevo crédito que puede llegar a los 86.000 millones de euros en tres años y que suscita una oposición creciente entre la población alemana.

Schäuble reconoció que "no hay garantías" de éxito del nuevo plan, pero dijo a los parlamentarios que "sería irresponsable" no dar una nueva oportunidad a Grecia.

"Si Grecia asume sus responsabilidades y si el programa se lleva a cabo de manera completa y decidida, entonces la economía griega podrá crecer en los próximos años", dijo el ministro, que adoptó una línea sumamente dura con el país heleno.

El primer ministro griego Alexis Tsipras, dijo, tiene que "hacer lo contrario de lo que ha prometido" a su electorado, prosiguió Schäuble, y aseveró que las reformas impuestas funcionaron en Irlanda, España, Portugal y Chipre.

En Holanda, los diputados también votan este miércoles este plan de ayuda, pero el primer ministro Mark Rutte podría enfrentarse a una moción de censura.

La adopción de este plan era necesaria para que Grecia pueda reembolsar el jueves 3.400 millones de euros al Banco Central Europeo.

Los rebeldes

El Bundestag había aprobado ya el 17 de julio el inicio de las negociaciones para este plan de ayuda, el tercero a Atenas desde 2010.

Aunque la aprobación del rescate no estaba en riesgo, ya que la gran coalición de conservadores y socialdemócratas disponen de 504 de los 631 diputados del Bundestag, la incógnita era saber la amplitud del grupo de descontentos en las filas conservadoras de la canciller.

Dados los resultados, Merkel parece haber escapado a un revés de los suyos. El recuento del voto por partidos se conocerá a primeras horas de la tarde.