Plan energético buscará reducir presión sobre ríos, promete Minae

iniciativa​Un 72% de la energía que se consume en el país proviene de los ríos

El Plan Nacional Energético que, según el ministro de Ambiente y Energía, Edgar Gutiérrez, será presentado antes del 15 de setiembre establecerá entre sus estrategias un menor uso de los ríos para disminuir la "presión" existente sobre ellos.

Así lo dijo el titular de Ambiente y Energía este lunes por la mañana, en el programa Nuestra Voz, al señalar que ya existe mucha presión sobre las fuentes hídricas del país debido a la prevalencia de generación eléctrica con base en proyectos que implican represas.


Según Gutiérrez, el plan pretende dar un mayor impulso a fuentes alternativas de energía, que ya han comenzado a tomar fuerza en el país, como por ejemplo la eólica, la geotermia, la solar y la biomasa.

ministro de ambiente, Édgar gutiérrez

Gutiérrez señaló que la construcción de represas ha sido la forma más eficiente usada hasta ahora para almacenar energía, pero el desarrollo de nuevas tecnologías permite aprovechar mejor otras fuentes renovables.

Según el Plan Nacional de Generación Eléctrica 2014-2035, en el país un 72 por ciento de la energía que se consume es producida gracias a los ríos. Otro 20 por ciento se distribuye entre geotermia y eólica, y el restante es mediante fuentes térmicas.

Por ello, Gutiérrez considera que es tiempo de "dejar descansar un poco" a los ríos costarricenses.

El Plan Nacional Energético que presentará el gobierno antes del 15 de setiembre pretende cambiar la matriz energética del país instaurando la "Generación Distribuida"; es decir ofrecer condiciones para que los consumidores residenciales y empresariales de electricidad participen a pequeña escala en la generación de electricidad, especialmente mediante el uso de paneles solares.

Otro de los ejes del plan "hacia una flota vehicular más amigable con el ambiente" incluye acciones orientadas a la renovación de la flota vehicular para incorporarle tecnologías más bajas en emisiones, la mejora de la normativa sobre control de emisiones, y la promoción de prácticas de conducción eficiente y ahorro de combustibles.