No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Prematuridad y males congénitos elevaron mortalidad infantil en Heredia

​Provincia pasó de ser la de menor tasa de mortalidad en 2015, a la segunda con mayores registros el año pasado

Luego de ser la provincia con los índices de menor mortalidad infantil en el país, Heredia pasó a convertirse en la provincia que más empeoró en este índice el año pasado, según el informe Mortalidad infantil y evolución reciente 2016, divulgado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC).

Con los nuevos resultados del informe, Heredia se ubica ahora como segunda en la lista de provincias con mayores registros de mortalidad en infantes, sólo por detrás de Limón, especialmente por un incremento en los casos de prematuridad y males congénitos.

Así lo explicó la encargada del Área de Estadísticas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Jacqueline Castillo, quien aseguró que las bases de datos preliminares coinciden con los proporcionados por el INEC.

"La mayoría de muertes son relacionadas con prematuridad y con males congénitos. Estuvimos observando que había un repunte en todo lo que es prematuridad y dificultad respiratoria del recién nacido, esto es que los pulmones no se les han madurado bien. Esas fueron las causas de muerte que más vimos, incluso vimos dos picos ahí (en Heredia) en ese año (2016) con los nacimientos de esos niños", adicionó la funcionaria.

La tasa de mortalidad varió de 5,49 por cada mil habitantes en 2015 a 8,79 por cada mil habitantes, superando la media nacional -que también incrementó respecto al 2015- para fijarse en 7,93 por cada mil.

General

Costa Rica, de forma general, también sufrió un incremento en la mortalidad. Este es el primero que se produce desde el 2013.

La tasa subió de 7,74 por cada mil nacimientos en 2015 a 7,93 en 2016. A excepción de Alajuela (7,46 a 6,48) y Cartago (9,46 a 7,51), todas las provincias registraron aumentos en sus tasas de mortalidad.

Alrededor de 431 (77,7 por ciento) de las defunciones fueron neonatales, es decir, ocurridas en los primeros 28 días de vida. Así, la tasa de mortalidad neonatal se estableció en 6,16 por mil nacimientos, 4,8 por ciento más que en 2015, cuando fue de 5,88.

En sentido contrario, la tasa de fallecimientos posneonatal tuvo su cifra más baja en los últimos 15 años (1,77 por cada mil nacimientos).

Según el INEC, las principales causas de muerte en menores de un año son las afecciones en el periodo perintal, con 48,6 por ciento de los fallecimientos de infantes. La cifra disminuyó 5,8 puntos porcentuales respecto al 2015.

A esa causa le siguen las defunciones por prematuridad extrema con un 20,4 por ciento, así como el síndrome de dificultad respiratoria en el recién nacido, con 16,7 por ciento.