No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Plazo de 6 meses a plan fiscal es una "malísima" señal para calificadoras, según economistas

"​A veces perdemos la perspectiva de que a nosotros nos están escuchando en los mercados internacionales", dijo el exviceministro de Hacienda, Fernando Rodríguez

Que la presidenta de la Asamblea Legislativa, Carolina Hidalgo, planteara un plazo de seis meses para la aprobación del plan fiscal es una "malísima señal" para las agencias calificadoras y otros organismos internacionales pendientes de la realidad económica de Costa Rica.

Esa es la consideración que hacen los economistas Gerardo Corrales, Fernando Rodríguez, José Luis Arce y Luis Mesalles, quienes participaron la mañana de este jueves en el programa Nuestra Voz.

"Creo que a nivel de las autoridades falta algún sentimiento de emergencia nacional. Esto de que el primer mensaje de la presidenta de la Asamblea es en en el sentido de que la reforma va a tomar seis meses más, en la condición en la que estamos de incertidumbre, es un largo plazo, más en la situación en la que estamos de entidades internacionales viéndonos sobre lo que está sucediendo, sobre las decisiones que se están tomando. Todo eso muestra que no hay una claridad en el sentido de urgencia en el cual nos encontramos", manifestó Corrales, exgerente general del BAC Credomatic.

En la misma línea se expresó Rodríguez, quien fue viceministro de Ingresos en la administración de Luis Guillermo Solís (2014-2018): "Yo creo que el tema de los seis meses, que después terminó siendo reiterado por otras fuerzas políticas, fue un mensaje malísimo. A veces perdemos la perspectiva de que a nosotros nos están escuchando en los mercados internacionales".

Las críticas de los especialistas van en el sentido de que el país ha postergado por 16 años la aprobación de la reforma y que, nuevamente dar señales de retraso, podrían acrecentar la desconfianza hacia el país. Esto a su vez, podría traducirse en una menor calificación a la actual, ahuyentando la inversión y afectando directamente el costo del financiamiento en el exterior, tanto para el país como para bancos y empresas.

"Me comentaba una persona conocida ayer (miércoles) que se enteró que las agencias calificadoras están pensando en aterrizar en la segunda mitad del año por acá y deberían estar aquí cuando ya la reforma haya caminado para que tengan una señal clara de por donde vamos a ir. Si no lo tienen, nos arriesgamos a que después de muchísimo tiempo de haber estado en perspectiva negativa, nos vayan a bajar la calificación y eso en este momento es como agarrar a una persona que se está ahogando y empujarle la cabeza debajo del agua", advirtió el exviceministro.

Para Mesalles, son igual de preocupantes los mensajes desde el Gobierno de la República que, de momento, no presenta las propuestas concretas con las que contendrá el gasto y si el mismo con ellas hará recortes o si únicamente harán que crezca menos, por ejemplo.

"Los inversionistas van a decir: aquí en Costa Rica pasa lo mismo de siempre. Hay una incapacidad institucional para resolver los problemas", agregó.