Presidente de la Corte ordena cerrar edificio de Tribunales de Limón ante amenazas en la zona

Prevención​OIJ envía un contingente policial para resguardar instalaciones judiciales

El presidente del Poder Judicial, Fernando Cruz, ordenó mantener cerrado el edificio de los Tribunales de Justicia de Limón, durante el viernes, y solamente habilitar los servicios urgentes, ante la situación riesgosa que se vive en la provincia caribeña.

Según confirmó el jerarca a AmeliaRueda.com, existen amenazas de atentar con el uso de bombas incendiarias en las instalaciones de los tribunales y del Organismo de Investigación Judicial (OIJ). Por esa razón, se envió un contingente de oficiales del OIJ para resguardas las instalaciones judiciales.

Róger Mata, director del despacho del Presidente, aseguró que los servicios estarán limitados a atender detenciones, casos de violencia doméstica, agresiones sexuales, levantamiento de cuerpos y delitos en flagrancia.

En días anteriores, el Poder Judicial había ordenado cerrar las instalaciones a partir de las 3 p. m., pero ahora se extiende a todo el día, por cuanto hay personas detenidas, no vinculadas con la huelga, sino con saqueos y actos vandálicos en ese cantón.

“Previendo que hay algunas personas vinculadas con hechos criminales, se está tomando la decisión de suspender servicios”, señaló Mata.

Adicionalmente, el Poder Judicial expresó que la posibilidad de respaldo de la Fuerza Pública, ante un ataque, se verá limitada por la cantidad de incidentes que deben atender en la zona.

El director de la Policía Judicial, Walter Espinoza, confirmó a este medio el desplazamiento de personal a su cargo "para tratar de reducir al máximo cualquier evento de riesgo o cualquier situación de peligro que pudiese poner en una situación difícil a las estructuras del Poder Judicial o las personas que trabajan en él, a quienes requieren servicio o a quienes están, en este momento, detenidos en las celdas judiciales".

Dichos agentes –cuyo número no puede ser revelado por motivos de seguridad– fueron enviados para acuerpar las acciones de investigación que lleva a cabo el OIJ así como el cuido de las instalaciones judiciales y las personas que en ellas se encuentran.

"La situación en el cantón central de Limón es tensa, es difícil y eso se ha manifestado en eventos que tienen carácter vandálico y, al mismo tiempo, carácter delictivo. Por ejemplo, la quema de camiones, la quema de una torre de telecomunicaciones, saqueo de negocios y hemos tenido reportes de personas heridas con armas de fuego. Hay un clima tenso en el lugar que incluso se manifiesta en temas de naturaleza comercial como cierre de negocios y, en aspectos de orden social, como retiro de las personas a sus viviendas a partir de las 5:00 p. m.", explicó Espinoza.

El personal estará arribando en tractos a la zona atlántica, según el director.