Presidente Solís: Huelga terminó “sin compromisos exagerados”

acuerdos​Mandatario aseguró que prefiere ser criticado por los acuerdos tomados que por permitir que el paro de laboresCri continuara

De acuerdo con la valoración del presidente de la República, Luis Guillermo Solís, no fueron exagerados los compromisos asumidos la madrugada de este martes con el bloque sindical Patria Justa para deponer la huelga de menos de 24 horas.

El mandatario aseguró que no cedieron a la presión del grupo de trabajadores, ya que en todo momento se mantuvo la continuidad de los servicios públicos.

En la negociación, que tardó alrededor de 11 horas, el gobierno acordó ocho peticiones de Patria Justa, entre las que se encuentra la convocatoria a sesiones extraordinarias Ley de Salario Mínimo Vital, expediente 19.312 en la Asamblea Legislativa, y la renovación del compromiso de modernizar Japdeva.

Solís dijo que gracias a la negociación el país amaneció tranquilo e instó a los diversos sectores a continuar trabajando.

Críticas

Sobre las críticas recibidas por los compromisos asumidos con el bloque sindical, el gobernante respondió que prefiere ser reprochado por los acuerdos que por permitir que la huelga continuarán por más horas.

El mandatario admitió que de los ocho puntos que asumieron con el grupo de trabajadores, cinco ya estaban previamente negociados en las dos reuniones que sostuvieron semanas atrás con el grupo sindical.

"Si no es dinga es mandinga", manifestó Solís. "Críticas de la oposición siempre habrá y estamos bien con eso", puntualizó.

Acerca de la solicitud de Patria Justa de ser incluido en la mesa de diálogo sobre la situación financiera de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), el gobernante manifestó que se trata de una sugerencia y que no debe ser interpretado como una intromisión en la autonomía de la institución, a la cual se le comunicó el acuerdo tomado.

En la reunión con Patria Justa, por parte del gobierno solo estuvo presente el ministro de la Presidencia a.i., Luis Paulino Mora. El Presidente consideró que su presencia no era necesaria dado que ya había participado en los encuentros anteriores, al igual que el ministro de Trabajo, Víctor Morales.

El compromiso final de los sindicatos fue no realizar movimientos de protesta similares, siempre que se mantenga la apertura al diálogo con las autoridades del Poder Ejecutivo.