Presupuesto para incentivos salariales del sector público creció 12% en un año

gasto​El mayor aumento se dio en el Gobierno Central

El presupuesto para pagar incentivos salariales en el sector público creció 12 por ciento entre 2014 y 2015, mientras que en las remuneraciones básicas el aumento fue de 5 por ciento, según datos de la Contraloría General de República (CGR), analizados por AmeliaRueda.com.

En total, en 2015 se presupuestaron para esta partida ¢2.270 miles de millones, que equivale al 8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) proyectado para este año.

Al segmentar por instituciones, las variaciones anuales oscilan entre el 2 por ciento (para los órganos desconcentrados) y el 16 por ciento (para el Gobierno Central). En todos los grupos institucionales el crecimiento de estos pluses fue superior al de los salarios, a excepción de las entidades públicas financieras.

Asistente de ÁREA DE ADMINISTRACIÓN FINANCIERA DE LA CGR, JULISA SÁENZ

De acuerdo con la asistente técnica del área de Administración Financiera del ente fiscalizador, Julisa Sáenz, las remuneraciones representan un problema para las finanzas públicas.

Esto, porque impactan el déficit y limitan los recursos que puede destinar el Estado a otras actividades.

En el informe Presupuestos Públicos 2015 de la CGR, se explica que las remuneraciones como un todo (incluyendo los incentivos), son la principal partida de gasto en el sector público y su crecimiento es superior a la inflación esperada.

"Esta situación debe ser objeto de monitoreo por parte de las autoridades, dado que es uno de los principales disparadores del gasto por su carácter recurrente y su importancia dentro de la estructura de egresos", se indica en el documento.

A lo anterior, el informe agrega que 10 instituciones del sector descentralizado concentran el 76 por ciento de los egresos presupuestados en incentivos, en donde destaca la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) que consume el 39 por ciento.

Lo anterior se debe a la gran cantidad de pluses salariales que se estipulan en la normativa vigente y a las convenciones colectivas. Sáenz mencionó que lo que más pesa en los incentivos es la retribución por años servidos, conocida como anualidad, el pago por dedicación exclusiva, el aguinaldo y el salario escolar

Además, cada institución tiene pluses específicos.

Asistente de ÁREA DE ADMINISTRACIÓN FINANCIERA DE LA CGR, JULISA SÁENZ

No obstante, el margen de acción es limitado para modificar el esquema salarial.

"Para tener un cambio estructural se requeriría de una reforma", aseguró Sáenz, quien agregó que los cambios pueden ir orientados a establecer un salario único para los nuevos empleados, ya que, en su criterio, modificar las condiciones salariales de los trabajadores actuales es más difícil.