Protestas por exonerar de juicio a policía que mató a joven negro se extienden a otras ciudades de EE.UU.

indignación​Nueva York, Los Ángeles, Filadelfia, Boston y Washington, entre otras, fueron escenario de manifestaciones

Las manifestaciones contra la decisión de exonerar de juicio a un policía blanco que mató a un joven negro en Ferguson se extendieron a más ciudades de Estados Unidos.

En Ferguson, un total de 44 personas fueron detenidas entre el martes por la noche y el miércoles, informó Jon Belmar, jefe de la policía del condado de Saint Louis, al que pertenece esa ciudad estadounidense.

Según balances de prensa, las protestas se registraron en más de 170 ciudades de 37 estados.

Mientras el presidente Barack Obama condenó el uso de violencia.

"Incendiar edificios, prender fuego a automóviles, destruir bienes, poner gente en peligro... no hay excusa para eso", dijo Obama en Chicago (Illinois, norte). "Son actos criminales", añadió.

Los manifestantes rompieron vidrios de la alcaldía en Fergunson, incendiaron un auto de policía y lanzaron piedras y un cóctel molotov, aunque Belmar indicó que "la noche estuvo mejor" y menos agitada que la vivida el lunes y la policía no tuvo que utilizar gases lacrimógenos.

El contingente desplegado en esa ciudad por la Guardia Nacional fue triplicado y 2.200 efectivos de esa fuerza especial -conformada por militares de la reserva y que se utiliza para contener emergencias- patrullan ahora en Ferguson.

En la vecina ciudad de Saint Louis (2,6 millones de habitantes), los manifestantes quemaron un auto.

El detonante fue la decisión de un jurado que el lunes concluyó que el policía Darren Wilson actúo en legítima defensa cuando el 9 de agosto disparó repetidamente y mató a Michael Brown, un muchacho negro de 18 años y de 1,90 metros de estatura, tras un altercado entre ambos.

En Nueva York, varias personas fueron detenidas por bloquear el tráfico, un método de protesta que se repitió en muchas ciudades, aunque sin llegar a la violencia que tuvieron las manifestaciones en Ferguson.

Los Ángeles (oeste), Filadelfia (Pensilvania, este), Boston, Washington, Atlanta (sudeste) y Seattle (noreste), entre otras grandes urbes del país, también fueron escenario de movilizaciones.

En tanto, en Cleveland (Ohio, norte), se realizó una marcha de protesta por la muerte de un niño negro de 12 años, abatido el fin de semana por un policía cuando manipulaba un arma de juguete.

Benjamin Crump, abogado de la familia de Michael Brown lamentó que en "en cualquier lugar de Estados Unidos, en Nueva York, Los Angeles, en California, en Cleveland, los jóvenes negros sean asesinados por policías".