“Quiero estudiar para salir adelante”, dice joven de 16 años que ganó derecho de volver a la escuela

educación​Drama familiar ha frustrado estudios de Alberto Valverde, un puriscaleño que interpuso un recurso de amparo para volver a la escuela y lo ganó

Vive entre largas cuestas y caminos de piedra en La Legua de Puriscal, y aunque la escuela está a la vuelta de su casa, a sus 16 años Alberto Valverde no ha podido terminarla.

Pero su edad no ha minado su deseo de estudiar. Aunque los problemas familiares y no la vagancia - como dice- se lo han impedido, este joven puriscaleño ganó un pulso a la tradición y al mismo sistema educativo, que por su ya extendida edad le impedían volver a la escuela.

Un día fue a cortar zacate a la casa de una señora. Ella le planteó la idea que solucionaría su problema. Con ayuda de una maestra se armó de valor y escribió de su dilema:

No ha terminado la escuela porque cuando vivía con su mamá se mudaban de un lugar a otro y no podía terminar el curso lectivo. Hoy ya no vive con ella por problemas que prefirió no detallar. Tampoco ha vuelto a ver a dos de sus hermanos porque se los llevó el Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

Su petición de ayuda fue escuchada finalmente por los magistrados de la Sala Constitucional, por lo que el sistema educativo que por su edad le cerró las puertas, ahora deberá abrírselas.

Aún no sabe qué le gustaría estudiar cuando sea mayor, pero sí está seguro de algo: quiere terminar el colegio y no quedarse "como un simple campesino".

-¿Cree que a un padre de familia pueda preocuparle que un joven de 16 años comparta con niños de 11 o 12 años?

"Yo no me considero un jamonero, ni me gusta andar buscado pleitos", dice Alberto. "Yo hablo con los carajillos y les digo que le pongan a estudiar", agrega el joven puriscaleño.

Los magistrados consideraron que se violentó el derecho a la educación gratuita y de calidad del menor, por eso no vieron en la edad ningún impedimento.

De acuerdo con el fallo de la Sala, el Ministerio de Educación Pública (MEP) está obligado a garantizarle un cupo a este joven en un centro cercano al lugar donde vive para que pueda ingresar al nivel educativo que le corresponde.

Hasta este viernes nadie del MEP lo había contactado -aseguró el joven- quien dice que espera que el próximo año pueda por fin volver a la escuela.