Raúl Castro y Maduro se unieron en Cuba para encabezar multitudinaria marcha del 1 de mayo

Día del trabajador​“Unidos en la construcción del socialismo” fue el mensaje general del desfile

Los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y de Venezuela, Nicolás Maduro, encabezaron este viernes un multitudinario desfile del 1 de mayo en La Habana, con llamados a la unidad por el "socialismo".

Con su uniforme de general, Castro, acompañado de Maduro, saludó a las miles de personas que marcharon delante de una enorme tribuna en la Plaza de la Revolución, bajo una lluvia que por momentos fue torrencial.

"Unidos en la construcción del socialismo" fue la consigna central de los manifestantes que desfilaron alegremente, muchos de ellos con paraguas. En todas las ciudades y pueblos de Cuba -único país comunista de Occidente- hubo actos similares.

Se trata de enviar "al mundo el más genuino mensaje de unidad, compromiso y respaldo mayoritario del pueblo cubano en torno a su revolución, al Partido (Comunista) a Fidel y a Raúl Castro", declaró el principal líder sindical de la isla, Ulises Guilarte.

El acto culminó una hora y media después tras el paso del multitudinario desfile, en el que no solo participaron trabajadores, sino también estudiantes y militares.

"Vine a marchar para apoyar a la revolución, a Fidel y a todos nuestros dirigentes. Esta es una gran celebración del pueblo de Cuba", aseveró el empleado de la empresa estatal de seguridad CEPSA, Roberto Rodríguez, de 63 años.

Las autoridades no informaron cuántas personas marcharon en La Habana, pero algunos periodistas estimaron que fueron al menos 300.000.

Más de 2.000 miembros de 205 organizaciones sindicales y políticas de 70 países asistieron como invitados al desfile, que fue encabezado por un bloque de médicos y enfermeros que combatieron el ébola en África.

Pese a las consignas a favor de Venezuela y el socialismo, el acto se desarrolló sin la retórica antiimperialista de años anteriores, una señal de la nueva era iniciada en diciembre por Cuba y Estados Unidos.

Este es el primer acto masivo en la isla desde que los presidentes Barack Obama y Raúl Castro decidieron poner fin a medio siglo de tensiones y normalizar las relaciones.

Maduro tiene previsto regresar de inmediato a Caracas, donde anunciará este viernes un conjunto de medidas para tratar de revertir la aguda crisis económica que vive Venezuela.