No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Coronavirus
En Costa Rica

+
Nuevos
+
Fallecidos
Salón
0%
UCI
0%
Siga los resultados aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

Piezas

Costa Rica busca recuperar 52 piezas precolombinas que se subastarían en Alemania

​Museo Nacional descartó que existan documentación de respaldo de que los objetos arqueológicos a subastar hubiesen salido legalmente del país

Costa Rica busca la repatriación de 52 piezas precolombinas que se subastarían en Alemania.

La gestión la confirmó a AmeliaRueda.com la embajadora nacional en la nación europea, Lydia María Peralta Cordero, a través de la oficina de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto (MREC). La diplomática aseguró -sin ahondar en detalles- que se efectúan gestiones con el gobierno alemán para recuperar los objetos.

En total, el Museo Nacional de Costa Rica determinó que son 52 piezas arqueológicas las que se encuentran en poder de la casa comercial Gerhard Hirsch Nachfolger, con sede en Múnich. Asimismo, de otros seis objetivos no fue posible comprobar su autenticidad y se les catalogó como réplicas.

La legislación costarricense vigente desde 1938 prescribe que las piezas de la época precolombina son propiedad del Estado y su exportación está prohibida.

Piezas

Además, en un reporte técnico recibido del Departamento de Protección del Patrimonio Cultural del Museo Nacional se indicaba que no se contaba con documentación de respaldo de que las piezas costarricenses a subastar hubiesen salido legalmente, por lo que probablemente eran producto del tráfico ilícito.

Esa subasta estaba prevista para llevarse a cabo el pasado martes en la Gerhard Hirsch Nachfolger.

Diez embajadas del Grupo Latinoamericano y del Caribe (Grulac) -incluida la de Costa Rica- firmaron un pronunciamiento conjunto a la casa comercial con el que pretendían frenar la subasta de las piezas.

Paralelamente, las sedes diplomáticas enviaron una nota al Ministerio Federal de Relaciones Exteriores de Alemania, en el que le solicitaban a la cartera investigar si existe prueba de la legalidad de la tenencia de las piezas precolombinas por parte de sus poseedores. En tanto no existiese esa prueba, se solicitó la ayuda de las autoridades para suspender la subasta.

En la misiva se recordaron las obligaciones derivadas de la Convención de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) de 1970, contra el tráfico ilícito de bienes culturales.