Remesas a América Latina rompieron récord en 2014 con $65.000 millones

envíos​México sigue liderando la tabla regional con $23.645 millones

Las remesas a América Latina y el Caribe alcanzaron niveles récord en 2014 y se elevaron a $65.382 millones, un incremento del 5,3 por ciento con respecto a 2013, informó el martes el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El flujo de las remesas superó su máximo histórico de 2008 y se recuperó finalmente de años de restricciones por efecto de la crisis mundial, indicó el BID en un comunicado.

El crecimiento regional refleja el aumento (8 por ciento) en los envíos a México -el principal receptor regional- Centroamérica (7,4 por ciento) y el Caribe (6,3 por ciento), "vinculado a la recuperación de la economía y mercado laboral de Estados Unidos".

América del Sur experimentó, sin embargo, una baja de 1 por ciento, empujada por los efectos de la crisis de empleo en España en los inmigrantes que ahí residen, según el informe del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del BID.

España es un importante origen de remesas para Colombia y otros países sudamericanos, aunque el BID destacó el incremento de 7,4 por ciento en el flujo migratorio de inmigrantes de esos países hacia Estados Unidos.

América del Sur "parece haber disminuido su tradicional migración hacia países europeos para encontrar nuevos destinos, como Estados Unidos", concluyó el organismo.

México siguió liderando la tabla regional con $23.645 millones, seguido de Guatemala con $5.544 millones, República Dominicana con $4.571 millones y El Salvador con $4.217 millones.

Honduras obtuvo el mayor crecimiento en la región el año pasado y subió 8,8 por ciento, seguida por Guatemala, Chile, Dominicana y Venezuela.

Para muchos países, las remesas constituyen una importante fuente de ingresos, incluso superior al 15 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB), como en el caso de Haití, Guyana, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Jamaica.

Además, los emigrantes se han beneficiado en los últimos años de una reducción en los costos de los envíos, que volvieron a caer en 2014 (-3,5 por ciento).

El gerente general interino del FOMIN, Fernando Jiménez-Ontiveros, señaló que el sector "ha evolucionado al adoptar nuevas tecnologías y opciones de envío y entrega, y ha visto una disminución en los costos de envío".

"Sin embargo, es imprescindible seguir trabajando para que quienes las reciben tengan oportunidades de ahorro e inversión", añadió Jiménez-Ontiveros en un comunicado.

Para 2015, el BID espera que la recuperación de las remesas hacia América Latina se mantenga, tomando en cuenta las optimistas previsiones de crecimiento para Estados Unidos y España.

El organismo estima incluso que el flujo de envíos a la región pueda aumentar entre 7 por ciento y 8 por ciento respecto al año pasado.

Video: TelesSurTV.