Renuncia expresidente de la CorteIDH tras denuncia por supuesta agresión a su exesposa

Salida​Juez brasileño es señalado por supuestamente haber cometido los delitos de agresión física, paliza, injuria, amenaza de muerte y acoso sexual

El expresidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), con sede en San José, Costa Rica, Roberto de Figueiredo Caldas, renunció a su cargo luego de que trascendiera una denuncia por supuesta agresión contra su exesposa.

Caldas, juez de nacionalidad brasileña, fue acusado por su expareja, Michella Marys Pereira, de supuestamente haber cometido los delitos de agresión física, paliza, injuria y amenaza de muerte.

También se le señala en dos denuncias por acoso sexual, presentadas por las niñeras que trabajan en su casa, Nalvina de Souza y Gisele Resio.

La renuncia la comunicó la mañana de este martes la CorteIDH, la cual informó: "De conformidad con el artículo 21 del Estatuto de la Corte, el Tribunal aceptó y dio efectos inmediatos a dicha renuncia. En consecuencia y de manera definitiva, Roberto F. Caldas dejó de formar parte de este Tribunal. Siguiendo el procedimiento estatutario, el Presidente de la Corte notificó la decisión del Tribunal al Secretario General (Luis Almagro) de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para los efectos consiguientes".

Según el anuncio, Caldas solicitó una licencia indefinida el 11 de mayo y tres días más tarde, presentó su dimisión formal.

Las fechas coinciden con una publicación de la revista brasileña Veja, en la que se dan a conocer las causas por las que es investigado abogado laboral, destacado en su país por su defensa de los derechos sociales y de los trabajadores.

Los casos son investigados por instancias judiciales de Brasil.

"En cuanto a estas acusaciones, el Presidente de la Corte Interamericana resaltó la importancia de que se investiguen los hechos de manera diligente, pronta y oportuna en el marco de un debido proceso. Sin perjuicio de lo anterior, condena todo tipo de violencia contra la mujer", indica el comunicado.

En 2012, la expresidenta Dilma Rousseff designó a Caldas para cubrir la vacante que tenía su nación en el órgano internacional. Para 2016, el juez de 55 años asumiría la presidencia de la CorteIDH, convirtiéndose en el segundo brasileño en ocupar el máximo puesto del tribunal americano.

La Asamblea General de la OEA -conformada por 35 estados, incluido el de Costa Rica- le eligió como juez para el mandato contenido entre el 1 de enero de 2013 y el 31 de diciembre de 2018.

Nota del editor: Inicialmente se consignó en la publicación que Roberto de Figueiredo es presidente la Corte IDH, cuando en realidad él dejó ese cargo en diciembre del 2017. El actual presidente de la Corte IDH es Eduardo Ferrer Mac-Gregor.