No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Restauración pide excluir de plan fiscal cobro de impuestos a alquileres de locales para cultos

Agrupación evangélica también rechaza tributos a la canasta básica, los medicamentos, los servicios de salud y de educación

El Partido Restauración Nacional (PRN) pidió este jueves que se excluya de la reforma fiscal cualquier tipo de cobro de impuestos a los alquileres de locales que se utilizan para cultos religiosos.

Así lo manifestó este jueves el diputado Eduardo Cruickshank en una conferencia de prensa organizada por la fracción de esa agrupación política para dar a conocer su postura respecto al texto sustitutivo del proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas que envió el Poder Ejecutivo a la Asamblea Legislativa. La iniciativa tiene como fin palear el déficit estimado en un 6.2 por ciento del producto interno bruto (PIB).

"Quisiéramos hacer ver también que en el punto ocho del plan se gravan los alquileres de todas las denominaciones religiosas cuando el monto del alquiler excede a dos salarios base. Eso no puede ser, de manera que nosotros creemos que deben estar exentas independientemente del monto del alquiler que pague cualquier iglesia porque ya sabemos el trabajo que hacen las iglesias en este país y por este país", manifestó el congresista.

De acuerdo con la redacción del proyecto, liderada por el Ministerio de Hacienda, todas las iglesias que alquilen inmuebles para llevar a cabo sus cultos, cuyos costos sobrepasen los ¢862 mil, deberán cancelar el Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA).

Oposición

También, según el jefe de bancada de Restauración, Carlos Avendaño, están en desacuerdo con los tributos propuestos a los alquileres que pagan los emprendedores, así como a la canasta básica, que pagaría un dos por ciento más; los medicamentos, los servicios de salud y de educación, que sería un cuatro por ciento más costosos.

El partido propone en cambio una "tasa cero" que permita lograr la trazabilidad que pretende la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, pero que no se apliquen cargas a ninguno de los servicios esenciales.

Al mismo tiempo mostraron su oposición a cualquier gravamen a mutuales, cooperativas y al Banco Popular y de Desarrollo Comunal (BPDC), al considerar que estos afectan a las clases trabajadoras y vulnerables, situación que, defienden, no permitirán.

El PRN condicionó el apoyo de sus 14 congresistas al expediente 20.580 a los aspectos citados, sus demandas las calificó de "innegociables", por lo que exigió que se modifique la actual versión de la reforma fiscal.

Crédito de fotografía: Paulo Villalobos Saborío.