Sala IV avala actos públicos en la capital como leer la Biblia y tocar música

falloEl Tribunal considera que la prohibición de actividades públicas espontáneas violenta la libertad de pensamiento y expresión

La prohibición de la Municipalidad de San José de realizar actos públicos espontáneos en la capital, como leer la Biblia, y presentar espectáculos de payasos y música, fue anulada este viernes de forma unánime por la Sala Constitucional.

La Sala Cuarta consideró que la disposición violenta la libertad de pensamiento y expresión de los ciudadanos, quienes hacen uso de parques, jardines, paseos públicos y prados para expresarse.

El Tribunal sopesó que el gobierno local no hace distinción entre espectáculos públicos organizados y masivos, y aquellos espontáneos, propios de la manifestación creativa de cada persona.

El fallo de los magistrados se emitió tras resolver un recurso de amparo, en el cual los recurrentes reclamaron la violación a las libertades de culto, expresión y reunión.

El artículo 169 de la Constitución Política señala que el Gobierno Municipal tendrá a su cargo "la administración de los intereses y servicios locales de cada cantón", de manera que son administradores del uso de bienes de dominio público, mientras que sus titulares son los habitantes de la República.

Los magistrados ordenaron a la Presidenta del Concejo, al Director de Seguridad Ciudadana y a la Policía Municipal abstenerse de incurrir nuevamente en los hechos que dieron fundamento a estos dos amparos.