Sala Primera ordena al ICE pago de ¢40 millones a familia de empleado que murió en proyecto Pirrís

fallo​Institución falló en aplicar medidas de seguridad

La Sala Primera de la Corte Suprema de Justicia le ordenó al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) el pago de ¢40 millones a un empleado que murió tras caer de un andamio en el proyecto hidroeléctrico Pirrís, ubicado en la zona de Los Santos.

Presidente de la sala primera, Luis Guillermo rivas

Según el fallo, el ICE debe pagar por daño moral a la madre un monto de ¢20 millones, al padre y al hermano ¢10 millones para cada uno, así como los intereses legales hasta su efectivo pago.

El tribunal determinó que hubo descuidos en las medidas de seguridad para el trabajador y que la prueba permitió concluir que la causa del accidente fue la caída del andamio y no otra circunstancia.

Aunque el ICE contaba con un plan de seguridad ocupacional, programas de capacitación, obligatoriedad del uso de ciertos dispositivos de seguridad y otras medidas que garantizaban un trabajo eficiente sin riesgo a la integridad física, en este caso fallaron con la aplicación de dichas medidas, de acuerdo con la resolución.

La Sala Primera indicó que esta situación no eximía a la institución de la responsabilidad por la caída y muerte del trabajador.

El trabajador, de quien no se facilitó la identidad, trabajaba como artesano 1-A para el ICE en el proyecto hidroeléctrico Pirrís.

El desenlace fatal ocurrió el 27 de marzo de 2010 cuando la víctima realizaba trabajos de desmonte de formaletas en la represa y sufrió una caída de aproximadamente 60 metros de altura, lo cual le provocó la muerte inmediata.

En resumen, se consideró que existió falta de previsión y cuidado por parte del ICE "al supervisar la correcta forma en que mandaba a sus constructores o colaboradores, a realizar las obras en los sitios ya catalogados por el propio ente demandado como de máximo riesgo, evidenciándose una falta de vigilancia efectiva del proceso operativo de seguridad".