Salud analiza aguas termales de San Carlos para determinar si presencia de ameba se ha expandido

investigación​Ministra pide a la población mantener la calma y asegura que personas pueden continuar visitando ese cantón


Otras fuentes de aguas termales de San Carlos serán analizadas por el Ministerio de Salud para determinar si la presencia de la ameba Naegleria fowleri se ha expendido al resto del cantón, anunció este jueves la titular de esa cartera, María Elena López.

El anuncio lo hizo esta mañana, en una entrevista para el programa Nuestra Voz, luego de que ese ministerio confirmó la presencia del parásito en las aguas termales de un hotel, cuyo nombre no trascendió, en La Fortuna de San Carlos.

En julio anterior, un niño estadounidense de 11 años se habría contagiado de la ameba en ese sitio, lo que le ocasionó la muerte.

ministra de salud, maría elena lópez

López dijo que personal de Salud hará la investigación en otras fuentes termales de la zona para ver si existe presencia de la ameba.

"Estamos estudiando la diseminación del parásito en todas las aguas termales y hasta el momento no hay que tener alarma por este tema", dijo.

Llamó a la población a mantener la calma y aseguró que vacacionistas y personas pueden visitar la zona sin preocupación.

"No hay que lanzar alertas innecesarias. Los casos de muerte por ameba son muy poco comunes. Además aún no se ha determinado si en el caso del niño estadounidense se contagió aquí o en su país", amplió López.

La ameba Naegleria fowleri infecta a las personas cuando entra al cuerpo por la nariz. Esto ocurre generalmente cuando la persona se sumerge en aguas cálidas o estancadas. Una vez en el cuerpo, se desplaza hacia el cerebro y la medula espinal, donde destruye el tejido cerebral.