No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Del gallo al perro: San José dio la bienvenida al Año Nuevo Chino

​Barrio Chino concentró este sábado a decenas de personas en festival cultural y gastronómico

Dragones y perros. Navajas y tinta. La mañana y tarde de este sábado, San José se tiño de interculturalidad para darle la bienvenida al Año Nuevo Chino, que según su calendario es el 4716, el del perro y del elemento Tierra en su forma Yang que augura movimientos y cambios.

Los colores característicos de la cultura china adornaron el tendido eléctrico y las paredes del Paseo de los Estudiantes en un evento de más de cinco horas, con actividades programadas entre las 11:00 a.m. y las 4:30 p.m.

"Gong xi fa cai”: Deseo que consigas mucho dinero. La celebración del Año Nuevo Chino está ligada a los deseos de abundancia y riqueza. El color rojo, precisamente, se asocia con la fortuna y la alegría, mientras que el amarillo indica poder.

Desde pequeños hasta grandes disfrutaron de música y comidas en los 12 toldos de restaurantes distribuidos a lo largo del bulevar, sin que quedaran de lado los comercios que integran el Barrio Chino.

En un quiosco de la Asociación Chino-Costarricense se redactaron mensajes con pictogramas, el sistema de escritura del gigante asiático.

El escenario principal albergó un total de 28 presentaciones culturales. A eso del mediodía, un conjunto llevó a cabo la interpretación de canciones alusivas a la celebración.

Al mismo tiempo, una artista china radicada en el país pintó un cuadro con una particular técnica que la llevó a mancharse los dedos.

Seguidamente, un coro de la Asociación Quipo, conformado por 14 mujeres vestidas de rosa, se apoderó de la tarima central para cantarle a la primavera.

Estudiantes del Centro Cultural y Educativo Costarricense Chino interpretaron un pintoresco "Feliz Año Nuevo", en un acto que incorporó la figura del dragón, símbolo de la cultura china.

Uno de los elementos que más se repitió en el evento fue la navaja, presente en escudos y espadas.

A diferencia del horóscopo occidental, en el chino los signos cambian cada año y no cada mes. El año del perro releva al del gallo y se considera que será más próspero que el anterior.