Sanción económica para dueños de caballos maltratados en tope solo aplica en caso de reincidencia

castigo​Multa por maltrato animal es de hasta ¢20 millones

Los dueños de los 21 caballos retenidos el pasado sábado antes del Tope de San José por lesiones, desnutrición y enfermedades se exponen a sanciones económicas solo si reinciden en la práctica.

El director regional del Área Metropolitana de la Secretaria Nacional de Salud Animal (Senasa), Allan Sánchez, indicó que a estas personas se les giró una orden sanitaria.

Director regional de Senasa, Allan Sánchez

Este documento les exige acudir en un plazo máximo de ocho días a un veterinario para que evalúen a las bestias y se les dé un tratamiento.

Posteriormente se les dará seguimiento por medio de las oficinas regionales de Senasa para garantizar que se mejoró el estado de salud de los equinos.

Si pasado el tratamiento los caballos continúan en la misma condición en la que se les encontró el sábado anterior, las autoridades de la Secretaría remitirán el caso al tribunal administrativo de la entidad, en donde se exponen a multas de hasta ¢20 millones.

Sánchez explicó que estos criadores también son sujetos a castigo si utilizan para alquiler a los animales en otras actividades, sin que se encuentren bien de salud.

DIRECTOR REGIONAL DE SENASA, ALLAN SÁNCHEZ

El funcionario de Senasa indicó que a las personas a las que se les retuvo los caballos antes del tope de San José no se les aplicó una multa debido a que la sanción consistió en impedirles obtener ganancia por la renta de los equinos.

A una sola persona le retiraron 12 caballos de donde iba a obtener más de ¢800 mil por alquilarlos.

Golpes, heridas en las patas por ausencia de herraduras, desnutrición y hasta cáncer de piel encontraron los inspectores de Senasa antes del evento josefino.

En el 2014 se retuvo a tres caballos por presentar problemas de salud. Ninguno de los dueños de estos animales participó este año en el tope.

A lo largo de este 2015, Senasa identificó a cuatro caballos que estaban siendo utilizados para alquiler en el Parque de La Paz y que presentaban problemas de desnutrición. A los propietarios de estos equinos se les emitió una orden sanitaria.