Saprissa va por el bicampeonato

#bajorendimiento​Saprissa le pone fin a un liderato casi perfecto de la Liga Deportiva Alajuelense y pasa a la final contra el Herediano

Goles: Deyver Vega (42”), José Guillermo Ortiz (60”)

Esta sí parecía una semifinal. La Liga Deportiva Alajuelense y el Deportivo Saprissa se enfrascaron en un duelo que era Clásico y era semifinal. Un partido intenso, jugado a todo pulmón, con directores técnicos moviendo fichas desde la zona técnica. Y con un Alejandro Morera Soto prácticamente lleno.

El Macho Ramírez, DT de los rojinegros, llegó de cumpleañero a la casa alajuelense. Sus muchachos entregaron alma, vida y corazón en la gramilla húmeda (tal vez demasiado húmeda) y artificial del Morera Soto. Pero no les alcanzó.

En el otro lado, Jeaustin Campos supo transmitirle a sus jugadores lo necesario para contener la voluntad ofensiva de un local que empezaba obligado lo que, más tarde, fue su último juego del Torneo de Invierno 2014. Hasta aquí llegó el liderato indiscutible de la Liga Deportiva Alajuelense en este torneo.

Los manudos entraron con el turbo puesto, presionando en las tierras medias y las salidas de un Saprissa que apenas tanteaba un terreno que se adobó con miles de litros de agua.

Gabas y Golobio se enfrentaban en la media cancha. Machado y Heiner Mora se fueron encargando de las coberturas moradas ante la insidia de los locales.

Los rojinegros lo intentaban ya fuera con Ortiz, con Gabas, con Alonso, remates desviados producto de segundas bolas que entregaban los saprissistas, ahogados por la presión. Pero hasta el 33” conectó a marco Ariel Rodríguez, desde atrás, desde otro código de área. Carvajal, criticado como el resto de porteros del Saprissa, supo responder a ese remate. Como sabría responder al resto, aunque eso nadie lo sabía aún. Ni siquiera él.

Al 37”, Campos pidió variante. Jordan Smith por Ariel Rodríguez. En ese momento parecía una locura. El tiempo le iba a dar la razón.

Después de un gol anulado en puerta morada, por falta de Kenner Gutiérrez sobre Guzmán, vino el avance de los visitantes, el rebote hacia atrás que cayó en pies de Deyver Vega que enganchó hacia el centro, llegó a la media luna y remató para dejar a Pemberton congelado. Saprissa aumentaba su ventaja sobre en el marcador global. Ponía un pie en la final. Era el minuto 42.

En el segundo tiempo empezó el ajedrez. McDonald entró por Sánchez y fue el carburador del ataque rojinegro. Ubicuo, veloz, potente, entregado. Un soldado eficaz que después de generar peligro, logró poner un centro casi desde la línea de la banda derecha, Ortiz cabeceó picado a la esquina imposible del portero Carvajal.

Saprissa empezó a pedir hora desde el minuto 75. Y supo hacerlo bien. Todas las bolas buscaban a Colindres que se encargaba, o trataba de encargarse, de contenerlas por algunos segundos en el lado manudo.

Y listo. Así iba a ser. La Liga iba empatar el partido y con eso quedar fuera de la final. Saprissa, que lo derrotó en la final anterior, lo derrotaba de nuevo, esta vez para arruinarles un campeonato perfecto.

Viene Deportivo Saprissa-Club Sport Herediano, una final que muchos querían ver.