No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Saturación en sistema de factura electrónica provoca que se rechacen firmas de usuarios

​Tributación publicará guía para que contribuyentes puedan corregir uso del IDP, cuyo colapso genera la falla

Una saturación en el sistema de factura electrónica del Ministerio de Hacienda provoca que los usuarios sufran un rechazo de su firma, llamada técnicamente como llave criptográfica.

El encargado del proyecto de Factura Electrónica, Minor Arias, confirmó la mañana de este lunes en el programa radiofónico Nuestra Voz el colapso de la plataforma a raíz de que contribuyentes mantienen abiertas múltiples sesiones, lo que cada cierto tiempo desencadena un reinicio del sistema, que mientras sucede, rechaza la llave criptográfica.

"Lo que está pasando actualmente es que muchos de sus contribuyentes que dentro de sus desarrollos no los han hecho de una manera adecuada para consumir el uso del IDP (Identity Provider), entonces lo que están haciendo es saturando el sistema de una forma increíble. ¿Entonces que es lo que pasa? Que llegamos a un punto donde tenemos que reiniciar otra vez y ahí, en ese momentito en el que duramos minutos reiniciando, es donde se dan esos rechazos por firma", explicó el funcionario.

De acuerdo con Arias, en la Dirección de Tributación Directa se han abocado a contactar a los contribuyentes que más sesiones tienen abiertas y a partir de las dudas de estos se han encargado de elaborar un documento que estará siendo publicado este mismo lunes bajo el nombre "Guía del Uso del IDP".

La finalidad de la guía es que las personas puedan revisar cómo hacer uso del sistema y hacer las correcciones necesarias cuando lo hagan de manera inadecuada.

"Esperamos que con esta publicación de la guía del IDP y con esas intervenciones que le hemos estado haciendo a ciertos contribuyentes podamos solucionar este problema lo antes posible", manifestó el coordinador.

Según el gerente de Impuestos de Deloitte, Bryan Mora, el rechazo de firmas de usuarios es uno de los problemas más recurrentes desde el pasado 1 de noviembre, fecha desde la cual se vuelve obligatoria la modalidad de factura electrónica tal y como lo establece la resolución número DGT-R- 012-2018 en el diario nacional La Gaceta el pasado 22 de marzo.

Del total de contribuyentes quedan exentos de apegarse al sistema quienes estén acogidos al Régimen de Tributación Simplificada, tal y como lo dispone la Ley del Impuesto sobre la Renta y la Ley del Impuesto General sobre las Ventas. Ello aplica para las universidades estatales, el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), la Junta de Protección Social (JPS), el Consejo Nacional de Producción (CNP), las asociaciones solidaristas, las entidades financieras, el Banco Central de Costa Rica (BCCR), los ministerios del Poder Ejecutivo, la Asamblea Legislativa, el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) y la Corte Suprema de Justicia.

El Código de Normas y Procedimientos Tributarios (CNPT) establece en su artículo 85 sanciones por el no uso de comprobantes autorizados, las cuales son de dos salarios base y, en caso de reincidencia, el cierre del negocio. Además, la persona podría resultar multada con el equivalente al dos por ciento de los ingresos brutos no declarados, hasta un máximo de 100 salarios base (¢43.100.000) por el incumpliendo en el suministro de información, según lo establecido en el artículo 83.