"Si queremos aeropuerto en Orotina necesitamos cuatro carriles en la ruta 27", dice Ministro del MOPT

ampliación​Consejo Nacional de Concesiones enviará adenda al contrato de vía a Caldera a Contraloría en próximos días

El ministro de Obras Públicas y Transportes, Carlos Seginini, aseguró este miércoles que si el país quiere construir a futuro un aeropuerto en Orotina, “necesitamos una carretera a 4 carriles, de primer mundo” en la ruta 27.

Segnini afirmó que el anexo 6 del contrato de concesión -que enviará el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) a la Contraloría General de la República en los próximos días- pretende de hecho “clarificar los extremos contractuales” para buscar, posteriormente, una eventual ampliación de la vía, como lo han demandado algunos sectores de la sociedad.

ministro de obras públicas, carlos segnini

El titular del MOPT indicó que la entidad busca con ese agregado resolver también las diferencias contractuales que desde 2010 mantiene con la concesionaria de la ruta 27.

Con la adenda se definirán los mecanismos para terminar las obras que aún permanecen pendientes entre Ciudad Colón y Orotina, como el intercambio de El Coyol.

Entre esas obras, están las marginales de Siquiares y Turrucares y la rampa de intercambio de Balsa de Atenas, que experimentaron atrasos por expropiaciones, dijo el Secretario Técnico del Consejo Nacional de Concesiones (CNC), Jorge Mora.

También se aclararán los montos invertidos en el desarrollo de la obra y recuperados a la fecha, mediante el cobro de peaje, según Mora.


secretario del consejo nacional de concesiones, jorge mora

El documento del MOPT detalla que la concesionaria invirtió en obras $258 millones, de los cuales a la fecha lleva recuperados $104 millones, lo que representa un 40 por ciento del monto total.

El funcionario aclaró que la presentación del agregado no constituye la puesta en servicio definitiva de la vía por parte de la Administración.

Mora explicó que para eso la concesionaria deberá rendir una garantía financiera de cumplimiento para el desarrollo de las obras pendientes.