Solís espera que concesionaria de megapuerto en Moín “evite” importar piedra para construir obra

obra​Empresa necesita 70 millones de toneladas de piedra basáltica para construir la isla artificial de 80 hectáreas

El presidente Luis Guillermo Solís espera que la empresa concesionaria APM Terminals "pueda evitar la importación" de piedras para construir la terminal de contenedores de Moín.

El mandatario aseguró que importar roca basáltica es una de las opciones que tiene legalmente la firma holandesa, pero agregó que sería bueno que esas piedras se puedan extraer en el país.

La empresa APM Terminals necesita 70 millones de toneladas de roca basáltica -8 millones de metros cúbicos- para construir la isla artificial de 80 hectáreas sobre la cual se edificará el megapuerto de contenedores de Moín.

En principio la firma concesionaria haría la extracción de la piedra de dos fincas cercanas, la primera se encuentra cerca del Río Peje y está en medio de una disputa legal entre las empresas Arrecifes y Corales de Portete S.A. y Woldplay exploration and exploration S.A.

De esa finca se estima que se podría extraer cerca de 40 millones de toneladas de piedras para el proyecto de la terminal de contenedores de Moín.

La segunda finca es el Tajo Asunción cuyo proyecto fue archivado por la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA) porque la firma propietaria Eco Proyecciones del Nuevo Milenio no logró comprobar la titularidad del terreno.

Según estimaciones hechas por APM Terminals, del Tajo Asunción se podrían extraer 30 millones de toneladas de rocas para la isla artificial.

La empresa concesionaria del proyecto del megapuerto de Moín valora la opción de importar piedras para avanzar con la construcción de la obra, en caso de que no se encuentren otras fuentes locales para extraer la materia prima.