No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Solo uno de 386 edificios declarados patrimonio cultural en el país cumple con Código Eléctrico

Teatro Nacional se encuentra en el proceso de cambio de sus sistemas eléctricos para adaptarse a la normativa

Solo uno de los 386 edificios declarados patrimonio cultural en el país cumple con el Código Eléctrico vigente desde 2012, que establece los parámetros mínimos para reducir los riesgos de incendio en la infrestructura. Así reveló este lunes el director del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural (CICPC), William Monge.

Tal infraestructura es el Teatro Melico Salazar, mientras que el Teatro Nacional apunta a ser el segundo en adaptarse a la normativa, ya que se encuentra en el proceso de modernización de sus instalaciones eléctricas y la protección para el retardo de elementos combustibles.

"Casi todos los edificios que son patrimonio son bastante antiguos y muy vulnerables, también hay algunos que son muy antiguos pero tienen sistemas eléctricos que se los cambiaron hace 20 años o 25, entonces no andan tan mal, pero la gran mayoría están fuera de cumplir con el Código Eléctrico", explicó Monge.

El pasado 6 de agosto, la ministra de Cultura y Juventud, Sylvie Durán, expresó una preocupación similar a la que planteó este lunes Monge, al decir: "Hoy vemos cómo prácticamente todas nuestras edificaciones históricas tienen carencias estructurales. Tenemos, por ejemplo, sistemas eléctricos o de aguas obsoletos en iglesias, espacios públicos, establecimientos educativos y muchas de las 386 edificaciones declaradas".

Esta situación puede ser consecuencia de lo reciente que resulta el código según el funcionario del Centro, sin embargo, el jefe de la Unidad de Prevención e Investigación de Incendios, Alexander Solís, recordó que más de un 50 por ciento de las investigaciones de siniestros que atiende el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Costa Rica tienen como causa factores eléctricos.

De esa cifra, cerca del 30 por ciento están relacionados a fallas en la instalación eléctrica, misma causa a la que los Bomberos relacionan el fuego del pasado domingo en la iglesia católica de Copey de Dota.

El motivo de la estrecha cercanía entre estas problemáticas y las llamas radica en la antigüedad de las edificaciones, las cuales usan dispositivos que ya no son permitidos, con el agravante de que muchas veces están diseñados con materiales altamente combustibles, siguiendo la explicación de Solís.

Sobre el riesgo que corren estas estructuras de sufrir emergencias similares, el Director del CICPC dijo la normativa es "muy exhaustiva en exigencias", lo que dificulta su cumplimiento. Monge, por su parte, adicionó que los ajustes son obligación de los propietarios y que el Centro les exige planes para un sistema electro-mecánico nuevo en caso de actividades de restauración, de puestas en valor o de adaptación.

Bomberos tiene identificados solo dos patrimonios que cumplen con la seguridad contra incendios, los cuales son el Teatro Nacional y la Casona de Santa Rosa, que adoptó modificaciones luego de ser consumida en un 80 por ciento por las llamas en 2001. No obstante, está pendiente que se actualice el nuevo Código Eléctrico.

"Con todos los edificios que nosotros vamos tratando y en los que se van gestando proyectos es el ítem número uno el sistema eléctrico, se toman medidas en este orden: salvaguardar la vida humana, salvaguardar el edificio y luego el uso que va a tener el edificio", aseguró el funcionario de la entidad adscrita al Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ).

Otro patrimonio que sufrió daños totales por las llamas fue el edificio Black Star Line en Limón en abril del 2016.

Solís aseveró que se deben de doblegar esfuerzos para mejorar las condiciones de seguridad en los patrimonios, tanto en sus sistemas eléctricos como aquellos mecanismos de prevención de incendios, ya que estos son sitios que deben protegerse y conservarse, lo cual se puede hacer sin añadir cambios a la fachada y otros aspectos de la construcción, tal y como lo ha expresado el CICPC.