Tensa calma tras disturbios en Ferguson, donde rige estado de emergencia

Disturbios​La policía contuvo las protestas en ciudad estadounidense

Una tensa calma imperaba el martes en Ferguson, donde se desataron violentos disturbios pese a la declaración el lunes de un estado de emergencia tras la imputación de un adolescente negro luego de un tiroteo con la policía.

La violencia se desencadenó tras una marcha pacífica el domingo en esta ciudad de Misuri, en el centro de Estados Unidos, para conmemorar el primer año de la muerte del joven negro Michael Brown, a manos de un policía blanco.

La policía enfrentó la noche del lunes y la madrugada del martes a iracundos a manifestantes que golpeaban tambores mientras arrojaban piedras y botellas contra los agentes del orden que intentaban contenerlos con gas pimienta para proceder a su arresto.

"Los agentes están siendo golpeados con piedras y botellas. Seguimos apoyando la libre expresión, pero los agitadores que ignoren la orden de dispersarse arriesgan ser arrestados", tuiteó el departamento de policía de St. Louis, la mayor ciudad de Misuri y condado al que pertenece Ferguson.

"Vista la violencia de anoche (domingo) y los disturbios en la ciudad de Ferguson, y el riesgo de causar daño a personas e inmuebles, estoy ejerciendo mi poder como autoridad del condado para proclamar el estado de emergencia, que entra en efecto de inmediato", dijo Steve Stenger, a la cabeza del gobierno local.

La declaración del Stenger se produjo en momentos en que Tyron Harris, un joven negro de 18 años, era imputado por un tiroteo con la policía que se produjo la noche del domingo, tras la marcha pacífica por el aniversario de la muerte de Brown.

Harris, quien permanecía internado tras resultar gravemente herido en el tiroteo, fue acusado de asalto en primer grado contra un oficial de policía, acción criminal armada y disparos.