No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Tope a tasas de interés de tarjetas dejaría sin acceso a mitad de consumidores, afirman economistas

​José María Villalta criticó legislación actual que antepone intereses de bancos frente a consumidores

Establecer topes a las tasas de interés de tarjetas de créditos y otros tipos de préstamos podría cerrar el acceso al sistema financiero a la mitad de las personas que actualmente optar por estos servicios.

Al menos esa es la posición que mantuvieron este miércoles en el programa Nuestra Voz los economistas Gerardo Corrales y José Luis Arce al analizar el proyecto de ley 20.861 para regular esta situación.

La iniciativa establece que la tasa anual equivalente en dólares no podrá ser superior a la tasa efectiva en dólares que calcula el Banco Central de Costa Rica (BCCR) más 15 puntos porcentuales. Mientras que la referente a colones no podrá ser superior a la tasa básica pasiva más 25 puntos. Esto establecería un techo aproximado del 30 por ciento.

Corrales, exgerente del BAC, aseguró que los bancos no van a perder, por lo que a menor tasa de interés buscarán los clientes que tengan la capacidad de pagar y descartarán aquellos con incapacidad de honrar las deudas.

"Todas aquellas personas que tengan un salario de menos de $750 al mes son excluidas. La estimación que se hace es que del 1.200.000 personas que hoy tienen tarjetas de créditos, si este proyecto pasa, se les cortaría el plástico a 600 mil personas, y no son las personas de más altos ingresos", manifestó Corrales.

El economista agregó que al impedir el acceso a las personas de estratos económicos más bajos no terminan allí sus necesidades financieras, por lo que recurrirán a mecanismos informales.

Por su parte, Arce expresó que se necesita promover la competencia para garantizar la inclusión de las personas al sistema financiero de manera efectiva y justa.

"Me temo que en este caso, aunque el objetivo de promover la competencia es válido, hacerlo a través de límites a un precio puede terminar generando algunos problemas", explicó el expresidente del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conasiff).

Pese a estos señalamientos, el diputado del Partido Frente Amplio, José María Villalta, defendió la necesidad de la normativa pues a su criterio existe en la actualidad una prevalencia de los intereses de bancos antes de los consumidores.

Sobre el tema de la supuesta exclusión del sistema financiero, el legislador cuestionó que mantener altas tasas de interés sea justo para el sector más pobre de la población.

"Pondría seriamente en duda que la forma de incluir financieramente a las personas más pobres sea endeudándolas con tasas de usura de 40 por ciento o más", puntualizó el congresista que además cuestionó que se defienda altos montos que a su criterio rayan en usura, no solo en el caso de la tarjetas sino también en otros créditos como los comercios de venta de electrodomésticos.

La iniciativa es promovida por los diputados del Partido Liberación Nacional (PLN), David Gourzong, y de Acción Ciudadana (PAC), Welmer Ramos.

Además del tope a las tasas de interés, tipifica como delito la exigencia de intereses desproporcionados, pide mayor involucramiento de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) en la revisión de los términos de los contratos de este tipo, entre otros aspectos.

Los tres panelistas de este miércoles coincidieron en que es fundamental este último planteamiento acompañado además de una fuerte educación financiera y mayor transparencia por parte de las empresas que prestan estos servicios.