Doce países del Pacífico logran el mayor acuerdo de libre comercio de la historia

históricoMéxico, Perú y Chile son las naciones latinoamericanas que forman parte del grupo

Estados Unidos, Japón y diez países más, incluidos tres países latinoamericanos (Chile, México y Perú), sellaron el lunes un acuerdo para crear la mayor zona de libre comercio del mundo, confirmaron autoridades.

El Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP, en inglés) abarca el 40 por ciento de la economía mundial, y es el más grande tratado comercial de la historia.

Uno de los principales obstáculos del Acuerdo fue cómo proteger a los desarrolladores de medicamentos biológicos, algo que había causado fuertes divisiones entre Estados Unidos y Australia.

Las empresas estadounidenses del sector gozan de una protección de sus patentes de 12 años antes que sus competidores puedan producir productos similares a mejor precio. Esta duración fue objetada por varias ONG, que consideran que esta medida contribuye a encarecer los precios de los medicamentos. Algunos países tienen una protección de cinco años de duración que quieren conservar en el marco del Acuerdo.

Desde que empezaron las negociaciones, en 2008, Estados Unidos ha batallado para que se fijen normas de libre comercio y de protección de la propiedad intelectual que China, una potencia del comercio mundial, deba respetar.

La administración del presidente Barack Obama, la principal promotora del Tratado, espera crear las bases de las "normas comerciales del siglo XXI" para el comercio, la inversión, el flujo de datos y la propiedad intelectual que eventualmente las naciones que no sean parte del grupo, como China, tendrán que aceptar.

Para negociar este acuerdo, el presidente estadounidense obtuvo el procedimiento denominado "Trade Promotion Authority" (TPA) que obligará en su momento a los congresistas a pronunciarse a favor o en contra de cualquier acuerdo comercial, aunque no podrán modificarlo. Para obtener la TPA, la Casa Blanca tuvo que hacer frente a una rebelión de demócratas.

Corea del Sur y eventualmente China podría unirse a la zona TPP. También serviría de modelo para un acuerdo que se encuentra actualmente en curso entre Estados Unidos y la Unión Europea, denominado Tratado de Libre Comercio Transatlántico (TTIP, por sus siglas en inglés).

Los detalles de las conversaciones son mantenidos en secreto, algo que denuncian numerosas organizaciones y representantes de la sociedad civil.

Patentes y curas del cáncer

El TPP tiene como objetivo levantar barreras al comercio y la inversión y fortalecer las protecciones a la propiedad intelectual.

Los detractores del acuerdo dicen que beneficiará más a las corporaciones que la gente.

El Nobel de Economía Joseph Stiglitz escribió en el diario limeño La República, que los negociadores de Perú "están capitulando ante las multinacionales".

"El TPP parece haber sido diseñado para perpetuar a países en desarrollo como el Perú en relaciones comerciales desiguales con países como Estados Unidos, Japón, Canadá y Australia", escribió Stiglitz en una columna firmada también por el economista estadounidense Adam S. Hersh .

Los detractores del TPP cuestionan, por ejemplo, que los laboratorios farmacéuticos serán beneficiados por la extensión de las protecciones a las medicinas biológicas las cuales pasarán a ser de al menos 8 años en vez de los cinco actuales. Las medicinas biológicas son las producidas utilizando organismos vivos.

Esa extensión de las patentes, alegan los críticos, encarecerá tratamientos contra el cáncer y otros enfermedades mortales.

La organización estadounidense Public Citizen sotiene el acuerdo perjudicará a los a pobres.

"Esto daría vuelta el anterior enfoque Estados Unidos que permitía a los países más pobres tener mayor flexibilidad para asegurar a sus habitantes el acceso a medicinas", dijo Public Citizen.

Fotos: Pixabay bajo licencia Creative Commons.