Tras un lunes negro, Wall Street y bolsas europeas levantan cabeza

recuperaciónMiradas se centrarán este martes en la apertura de Wall Street

Tras un lunes negro, Wall Street en Estados Unidos y las bolsas europeas recuperaban parte del terreno perdido por la fuerte caída de la moneda china y los temores sobre la economía del gigante asiático.

Este martes, al día siguiente de su peor sesión en cuatro años y tras el anuncio del banco central chino (PBOC) de nuevas medidas de apoyo a las bolsas de ese país, el Dow Jones ganaba 0,87% y el Nasdaq 3,51%.

Los diferentes mercados europeos trataban de relativizar la preocupación que suscita el hundimiento de las bolsas chinas. Shanghái registró una nueva caída, del 7,63 poe ciento, y la Shenzhen se dejó 7,09 por ciento.

Tokio se dejó casi 4 por ciento llegando a su nivel más bajo en seis meses, aunque Hong Kong subió el 0,72 por ciento.

"El viento de pánico que sacude los mercados, probablemente amplificado porque en verano cae el volumen de intercambios, parece totalmente exagerado", dice Eric Cheney, economista jefe de la compañía de seguros Axa.

Según él, "a menos que ocurra algún acontecimiento político inesperado y transforme el miedo de una economía mundial débil y deflacionista en riesgo sistémico, la corrección será de corta duración y los fundamentales (...) se impondrán".

Los analistas se toman en serio la desaceleración económica en China, pero relativizan el impacto en la recuperación en Estados Unidos y en Europa.

"Una desaceleración fuerte de China no es en absoluto anodino ni potencialmente catastrófico" porque solo supondría, debido a los intercambios comerciales, algunos puntos porcentuales del PIB estadounidense y europeo, dice Gilles Moec, economista jefe del Bank of America-Merrill Lynch.

La devaluación súbita del yuan hace dos semanas -percibida como un esfuerzo desesperado de Pekín para incentivar la competitividad de sus exportaciones - ha agravado el nerviosismo.

El índice manufacturero de referencia publicado el viernes está en su nivel más bajo en seis años, lo que pone de manifiesto la fuerte contracción de la actividad industrial china en agosto.

Los analistas lamentan también la falta de reacción de las autoridades chinas para apoyar la economía.

Video: Euronews