No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Una treintena de muertos deja accidente de tren en República Democrática del Congo​

​Personas viajaban de manera irregular pues se trataba de un ferrocarril de mercancías

Un accidente de tren de mercancías, que transportaba material inflamable, acabó con la vida de más de 30 pasajeros que viajaban irregularmente este domingo en el sureste de la República Democrática del Congo, según una fuente oficial y la radio de Naciones Unidas Okapi.

"Hasta ahora, hay ocho muertos y varios heridos. El balance podría ser mucho más importante", declaró a la AFP Jean-Marie Tshizainga, ministro de Minas de la provincia de Lualaba.

En su sitio web, Okapi informó de 33 muertos y de varios heridos y quemados en el accidente de este tren, que cubría ruta entre Lubumbashi y Luena, en la región minera de Katanga, a la que pertenece la provincia de Lualaba.

Los hechos tuvieron lugar en Buyofwe, una estación situada a unos 30 kilómetros de Lubudi, en la provincia de Lualaba.

El convoy estaba formado por 13 vagones, incluyendo algunos cisterna con gasolina. "En una cuesta, la locomotora se embaló y acabó su recorrido en un barranco. En el choque, las cisternas se incendiaron, sorprendiendo a algunos pasajeros en pleno sueño", según Radio Okapi.

Los pasajeros que iban a bordo de ese tren de mercancías habían subido a bordo de forma irregular.

"Es un tren de mercancías el que ha descarrilado, y que supuestamente no debe transportar más que mercancías. Si hay individuos (a bordo) los consideraremos como irregulares", declaró a la AFP un alto responsable de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles del Congo (SNCC), Sylvestre Ilunga Ilukamba.

El 22 de abril de 2014, un tren de mercancías en el que viajaban varios cientos de personas descarriló en la región de Katanga, cerca de la localidad de Kotongola.

Aunque el balance oficial fue durante mucho tiempo de 74 muertos y 163 heridos, la Cruz Roja congoleña afirma que entre 100 y 200 cuerpos fueron inhumados en el lugar en los días consecutivos a la catástrofe. Un mes después, la agencia congoleña de prensa (gubernamental) informó de 136 muertos.

Fotografía con fines ilustrativos.