Tres fiscales llevarán acusación contra Presidenta argentina por encubrimiento de atentado

Designación​La denuncia del fiscal derivó el viernes en la imputación de Kirchner

La justicia argentina designó el viernes a tres fiscales, con experiencia en casos de narcotráfico y delitos de lesa humanidad para investigar el atentado antisemita de 1994, en reemplazo de Alberto Nisman, quien apareció muerto hace casi un mes, informó el Ministerio Público de ese país.

"Hemos designado a tres fiscales y un coordinador para reemplazar a Nisman", anunció en rueda de prensa la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, al revelar los nombres del equipo que asumirá las tareas de la 'Fiscalía Especial AMIA', que desde 2004 estuvo a cargo del fiscal muerto.

Gils Carbó dijo que el gobierno quiere "asegurar la continuidad del trabajo de Nisman" y prometió reforzar la unidad especial encargada de investigar el mayor atentado de la historia argentina, con 85 muertos y 300 heridos en la mutual judía AMIA.

La procuradora destacó los antecedentes de los tres fiscales designados Sabrina Namer, Roberto Salum y Patricio Sabadini, y recordó que habían actuado en causas por delitos de lesa humanidad y otras vinculados al narcotráfico.

Nisman apareció muerto de un balazo el 19 de enero pasado, tres días después de haber denunciado a la presidente Cristina Kirchner, entre otros, de encubrir a los acusados iraníes en el atentado a la AMIA.

¿Qué pasó aquel 18 de julio de 1994?

A las 09:53 del lunes 18 de julio de 1994, un coche-bomba explotó en el edificio donde funcionaban la mutual judía AMIA y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), en un barrio judío en el centro de Buenos Aires. Hubo 85 muertos y 300 heridos.

Dos años antes, el 17 de marzo de 1992, otro atentado había destruido la embajada de Israel en Argentina, con 29 muertos y 200 heridos. Ambos ataques ocurrieron durante la presidencia de Carlos Menem, un musulmán descendiente de sirios, convertido al catolicismo.

La causa judicial sostiene que se usó como coche-bomba una camioneta blanca cargada con 400 kilos de un explosivo de nitrato de amonio, TNT y nitroglicerina amonal. Varias investigaciones periodísticas niegan su existencia y aseguran que los explosivos fueron depositados en un contenedor que estaba en la puerta.

Video: RT en Español.